Una investigación llevada a cabo por la agencia MobData y de la que se hace eco South China Morning Post, la división de clases en el gigante asiático en cuanto al tipo de móvil que usan es una realidad: el iPhone de Apple es para los ciudadanos `pobres´, mientras que los `ricos´ prefieren Huawei.

Lo que ha venido sucediendo tanto en EE.UU. como en Europa, es que la gente con dinero ha usado iPhone mientras que Android quedaba relegado como la oferta por la que se decanta la gente con menor capacidad adquisitiva.

Sin embargo, parece invertirse porque el mercado de la telefonía móvil ha evolucionado tanto que Apple, que antes era el rey, tiene ahora una competencia atroz y los fabricantes chinos han reducido tanto la diferencia con los de Cupertino que casi ya apenas se aprecian diferencias entre un iPhone y otros móviles de gama alta, ya sea de Samsung, Xiaomi o Huawei. Esta ha sido principalmente la razón por la que la venta de iPhones ha ido descendiendo con el paso de los años, y como no, su aumento de precio.

La prueba nos llegó con el iPhone X, superando la barrera psicológica de los 1.000 euros, modelo que necesito varios meses para arrancar en ventas. Y lo mismo parece estar sucediendo con los últimos modelos, el Xs, Xs Max y Xr.

iPhone X

¿Recuerdan este año imágenes de colas de usuarios ávidos por hacerse con el último modelo en alguna Apple Store como en años anteriores? No pueden recordarla, porque no ha sucedido. Y es que la demanda está siendo bien discreta, de hecho, Apple se ha visto forzada a reducir la producción del iPhone Xr porque las ventas no son lo esperado a nivel mundial y otra prueba más, es que este modelo no llegó a agotar sus reservas en nuestro país, lo que sugiere un deseo menor de lo esperado.

Analizando actualmente a Huawei, desde luego que no tiene nada que ver con la empresa que hace unos años producía móviles baratos intentando hacerse un hueco en el sector. Hoy en día tenemos modelos de la marca china que superan los 2.000 euros, como es el caso del Huawei Mate 20 RS Porshe Design, que en su versión de 512 GB muestra un precio oficial de 2.095 euros.

Mate-20-RS-Porsche-Design
Huawei Mate 20 RS Porsche Design

Y en estos momentos la compañía china rivaliza de tú a tú con posicionarse como la compañía de smartphones que más dispositivos móviles vende en el mundo, en un nuevo intento de arrebatar este primer puesto a Samsung.

Este panorama es fundamental para entender las claves del estudio de MobData, que asegura que los usuarios de iPhone en China son usuarios con un nivel educativo menor, tienen escasos conocimientos de tecnología y cuentan con pocas propiedades, en comparación con los usuarios de terminales que cuyo sistema operativo es Android, como Huawei o Xiaomi.

El iPhone 6 lanzado por Apple en 2014 sigue siendo un favorito entre los usuarios chinos, mientras que las versiones posteriores, como el iPhone 6S y el iPhone 6S Plus, ambas lanzadas un año después, ocupan el segundo y tercer lugar.

iPhone-6s

La firma con sede en Shanghai, que no ha ofrecido datos concretos sobre la muestra del estudio, también ha descubierto que la mayoría de los usuarios de iPhone son mujeres solteras de entre 18 y 34 años, que se graduaron con solo un certificado de la escuela secundaria y ganan menos de 3.000 yuanes al mes (380 euros).

Este sector forma parte de un grupo conocido como `pobres invisibles´, es decir, aquellos que no parecen tan pobres como lo son en realidad sus circunstancias financieras.

Por contra, los usuarios de teléfonos del gigante tecnológico Huawei son hombres casados de entre 25 y 34 años, con diplomatura o licenciatura y cuyos ingresos mensuales oscilan entre 5.000 y 20.000 yuanes (634 euros-2.500 euros).

La investigación también encontró que una gran proporción de usuarios de Huawei poseen pisos y automóviles, mientras que los usuarios de Apple no.


Huawei “saca pecho” y presume de rendimiento ante Apple y Samsung


Los graduados universitarios y aquellos que ganan más de 20.000 yuanes al mes se decantan por Huawei y Xiaomi y más de la mitad de los usuarios de teléfonos Oppo y Vivo ganan entre 3.000 y 10.000 yuanes al mes (380-1.200 euros).

Curioso estudio que nos extraña que se pudiera cumplir en territorio europeo, donde hemos visto como en la última actualización de modelos de smartphones con la llegada del iPhone Xs y Xs Max, los precios superan los 1.000 euros, alcanzádonse los 1.659 euros en el modelo Xs Max de 512 GB. No se nos ocurre pensar que se trate de un dispositivo precisamente para `pobres´…

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.