A lo mejor suena a chiste, pero científicos de la Universidad de Stanford (EEUU) han inventado una batería para teléfonos inteligentes que es barata, duradera, flexible y fabricada en aluminio, y lo mejor de todo, que se recarga en tan sólo un minuto.

El profesor Dai Hongjie y su equipo cuentan que se llegó a encontrar la mejora de forma accidental, probando a usar grafito en el cátodo, y aluminio en el ánodo. En la revista Nature describen su descubrimiento.

Las actuales baterías de iones de litio permiten alrededor de 1.000 ciclos de carga, el prototipo de la nueva batería de aluminio pudo continuar después de más de 7.500 ciclos sin perder capacidad. Además, se puede doblar o plegar.

Pero aún no todo es positivo, ya que por ahora solo es capaz de ofrecer únicamente 2 voltios, mucho menos que una batería actual. Al margen de las mejoras que tenga que sufrir antes de salir al mercado, suena como un gran avance en el mundo de las baterías, el talón de Aquiles de los dispositivos electrónicos.

Stanford News | Batería de aluminio

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.