Está claro que una marca como Casio, que en 1969 inventó el primer reloj digital, no tardaría mucho en entrar en el suculento mercado de los smartwach. Siguiendo el mismo camino que otras empresas como Swatch o Tag Heuer que se apuntan a la carrera en I+D para sacar al mercado el reloj inteligente más atractivo, los japoneses se preparan para romper el mercado.

Según ha desvelado el presidente de la firma japonesa, Kazuhiro Kashio, en declaraciones a «The Wall Street Journal», ya están preparados para meter la cabeza en esta reciente categoría tecnológica que, pese a su tibia acogida en los dos últimos años, está llamada a revolucionar el mercado en la próxima década.

casio-g-shock

La firma japonesa anuncia que lanzará el próximo año un modelo de dispositivo de muñeca al estilo del Apple Watch.

A diferencia del resto de rivales, Casio propone que su producto se trate de un reloj que trata de ser inteligente en lugar de un dispositivo inteligente que también es un reloj. Tratarán de crear un diseño cómodo y duradero. Así, la apuesta de la firma nipona unirá, a su vez, funciones de comunicación, sensores para medir la frecuencia cardíaca y servicios de monitorización de la actividad, algunas características ya presentes en algunos modelos de relojes inteligentes.

«Tratamos de hacer un smartwatch que cumpla a la perfección como reloj: un dispositivo que no se rompa con facilidad, que sea fácil de poner y se sienta bien al vestirlo», explica el presidente. El dispositivo rondará un precio alrededor de los 400 dólares y se lanzará en Japón y Estados Unidos el próximo marzo. Se desconocen muchos más detalles sobre lo que prepara el fabricante japonés, y está por ver si se basan en los relojes de su linea G-Shock para añadirle Android Wear o si su trabajo va por otro camino.

Bienvenida a esta carrera Casio, que seguro que ofrecerá un reloj competitivo que presentará mejoras respecto a lo que vemos actualmente en el mercado.