Si piensas que tu smartphone de 32 GB de memoria interna va sobrado espera entonces a ver la que se avecina. El gigante coreano Samsung ha anunciado la producción masiva del primer chip de 256 GB para smartphones. Alta capacidad de almacenamiento que se une al máximo rendimiento que permite la industria bajo la norma Universal Flash Storage (UFS 2.0).

Muchos móviles básicos y medios llegan con 8/16 Gbytes de almacenamiento interno y se apoyan en tarjetas microSD para ampliar su capacidad. No pasará demasiado tiempo hasta que chips de 256 GB para smartphones permitirán prescindir de tarjetas de memoria adicionales porque ya hablamos de una capacidad considerable para un móvil inteligente. Y no solo por capacidad sino también por un rendimiento inalcanzable para las SD (3 veces más rápidas que la tarjeta microSD más veloz disponible en el mercado actualmente).

El desarrollo de Samsung está basado en memorias V-NAND que la firma usa en sus unidades de estado sólido y cuenta con un controlador de alto rendimiento especialmente diseñado para su uso en smartphones.

Los primeros chips UFS 2.0 de 256 GB

La norma UFS 2.0 maneja permite un rango de operaciones de Entrada / Salida de hasta 45.000 IOPS. En la práctica, Samsung asigna un rendimiento espectacular a estos chips de 256 GB para smartphones, con transferencia de datos de hasta 850 Mbytes por segundo en modo lectura (260 MB/s en escritura). Una velocidad que supera la de un SSD SATA y se acerca a lo que ofrece la norma PCI-E. El único inconveniente que se atisba por el horizonte es que quizás todavía sean demasiado costosos como para ser usados, por lo que habrá que esperar a que se conviertan en algo más ordinario dentro de los dispositivos.

¿Y qué dispositivo puede ser el primero en llevar una memoria de este tipo? Una vez presentados los Galaxy S7 todo apunta que será el phablet Galaxy Note 6 el que estrene este tipo de chips. ¿Pagarías por un teléfono con un chip de 256 GB?