Clext, un original editor de texto para salir de la monotonía

Que hay cientos de editores de texto no es una novedad. La competencia es tremenda, y hay que ser muy original para ofrecer algo diferente a lo que ya hay en el mercado.

Clext es un procesador de texto que no se conforma con ser como los demás. Y ya se sabe que si quieres destacar sobre el resto, algo diferente debes mostrar, porque tal como está el mercado en este campo, poca sombra se le puede hacer a herramientas tan asentadas como Office 365 (Word 2016), LibreOffice o Google Docs.

¿Por qué Clext es diferente?

Clext se aleja de la monotonía de los editores de texto actuales, programas basados siempre en páginas de papel virtual con letra negra interminable en formatos aburridos, y para ello llega con una buena idea. Acceder a una web en la que podemos escribir, sin necesidad de registro, acompañados por colores, efectos y bloques independientes.

El sistema permite que escribamos cada párrafo en una burbuja de información separada, siendo solo necesario pulsar en ENTER para cambiar a la siguiente.

clext

Los textos se separan así de forma más intuitiva, aunque en cualquier momento podemos cambiar a un modo más tradicional y ver todos los párrafos en una misma sección (solo hay que pulsar en el link Raw text de la parte superior).

Al final podemos descargar nuestras ideas en un documento de texto plano (TXT) desde la sección superior derecha.

Sin complicaciones, sin edición colaborativa, nada de exportación en PDF, nada de integración con Dropbox ni con Google Drive… así que Clext a lo mejor no es lo que estabas esperando en cuanto a productividad.

Este es un buen ejercicio creativo, tal vez poco práctico, que nos muestra que cuando parece que un tema está agotado siempre hay nuevos enfoques y elementos. Las nuevas iniciativas también son bienvenidas y tienen cabida.

Ahora llega tu turno, así que no te queda más que probarlo y contarnos cuál ha sido tu experiencia. ¿Conoces alguna alternativa a esta original aplicación?

Clext | Web oficial

Comparte
Comparte