Seguro que has escuchado que durante su campaña a la presidencia de los EE.UU., Donald Trump sugirió que su administración podría conseguir que Apple fabricara sus ordenadores y dispositivos en Estados Unidos en lugar de otros países.

¿Y esto es posible o simplemente se trataba de una estrategia para ganar votos? Todos sabemos que en la campañás por la carrera presidencial una cosa es lo que se promete y otra cosa bien distinta es lo que se hace si finalmente el candidato se convierte en presidente. Y es que lo plantea por Trump es bastante más complicado de lo que podría parecer a priori.

Precio de un iPhone fabricado en EE.UU.

Trasladar la fabricación de un producto como el iPhone a Estados Unidos supondría un esfuerzo titánico que tendría además un impacto directo en el precio de estos smartphones. Diversos estudios ya han estudiado esa opción, y los más pesimistas revelan que un iPhone pasaría de costar 600 dólares a cerca de 2.000 (según estimaciones de Marketplace).

Decae el interés por los tope de gama de Android y por el iPhone según Gartner

Si el iPhone fuera ensamblado en Estados Unidos, pero los componentes siguieran llegando de los actuales proveedores el precio se incrementaría unos 40 dólares. Según el estudio del MIT Technology Review un iPhone 6s Plus, por ejemplo, costaría 789 dólares en lugar de los 749 dólares que costaba en su lanzamiento. Si los componentes también proviniesen de Estados Unidos el incremento sería mayor, y ese mismo iPhone podría andar entre los 809 y los 849 dólares.

iphone-fabricado-eeuu-coste

Por tanto el costo de la fabricación de smartphones (actualmente estimado en alrededor de $ 230) aumentaría alrededor del 5%. Sin embargo, si los componentes se hicieron en los Estados Unidos (con materias primas compradas en el mercado global), esto sumaría $ 30 o $ 40 adicionales al costo de fabricar el dispositivo, un aumento que luego se reflejaría en las cotizaciones al por menor.

¿Cuál es el mayor problema de fabricar un smartphone de gama alta fuera de China?

Dan Panzica, analista jefe del Servicio de Inteligencia de Manufactura de Outsourced de IHS Markit Technology, sugiere que estas estimaciones pasan por alto un problema mayor.

En China hay unas 150.000 personas dedicadas a todo el ciclo de producción, y ya solo contar con instalaciones para dar trabajo a tal cantidad de profesionales sería un proyecto muy difícil de abordar.

Lo que la gente extraña en cuanto a traer algo que es un producto de gran volumen como cualquier teléfono a los Estados Unidos es: ¿Dónde vas a conseguir a la gente?“, Dice. Panzica, que solía trabajar en Foxconn, estima que la mano de obra china necesaria para fabricar los componentes y montar los teléfonos suma más de 150.000 personas ¡Brutal!

¿El iPhone 7 vale lo que cuesta?

Si tomas a toda la gente de GE, GM y Ford, sigue siendo 20% menos que en las cuatro fábricas de Foxconn“, dice. ¿Qué ciudad podría apoyar una fábrica de 60.000 personas?

Además, agrega Panzica, la infraestructura para este tipode electrónica nunca fue desarrollada en los EE.UU., por lo que el concepto de traer de vuelta la fabricación de este tipo de dispositivos implicaría la construcción desde cero de toda la red de fabricación que ha crecido en Asia en las últimas décadas.

¿Qué te parece la idea de Trump acerca de traer las empresas a territorio norteamericano? ¿Comprarías un iPhone si subiera su precio actual? ¿No existe demasiado margen de beneficio entre lo que cuesta fabricar uno de estos dispositivos y su precio final?

FuenteBusiness Insider