Que el mercado de las apps es muy importante es evidente. El crecimiento de tablets y smartphones ha traído consigo un aumento en el número de apps y de las actualizaciones ya existentes. Si quieres saber un poco más de este apasionante mundillo, te invitamos a entrar…El año pasado, se cerró el año comercial con un valor cercano a los 35000 millones de euros, pero en 2016 se espera alcanzar la exorbitante cifra de 240000 millones de euros (estimaciones de Gartner).

Los sistemas operativos más populares, Android (Google) e iOS (iPhone de Apple), sin olvidarnos de otras plataformas como Windows Phone (Microsoft), Symbian (Nokia) o las pioneras Blackberrys, han dado lugar a la aparición de una serie de aplicaciones informáticas para estas plataformas, que se extienden a otros dispositivos tales como tabletas, televisores o e-books, que popularmente se engloban bajo el término app.

A modo de ejemplo vamos a comentar algunos datos apabullantes. La App Store abrió en julio de 2008 con 500 aplicaciones. La idea de Jobs era “vender más iPhones”, y así fue, porque gracias a las aplicaciones colocaron en el mercado siete millones en los tres meses posteriores, más que en todo el año anterior. La firma líder en el mercado de tiendas online de aplicaciones, cerró 2012 con 21000 millones de descargas, lo que supone un incremento del 74% en comparación con 2011. Este mercado cuenta con 12 millones de usuarios activos según el informe de The App Date.

El recuerdo publicitario en las apps es más efectivo en tabletas que en móviles según estudios de la IAB. Esto se debe en parte a que los usuarios de tablets están más receptivos ya que el uso en muchos casos es como entretenimiento, mientras que en móviles se hace un uso más preciso y rápido del dispositivo. Por eso es un mercado que se va a seguir explotando, ya que el volumen de negocio es considerable.

Respecto a los programadores podemos comentar que en el ambiente hay una cierta irritación por el 30% (como media) que suelen obtener las compañías por comisión de venta. Un misterioso grupo llamado App Developer Union, demandaba tiempo atrás, que ese reparto fuera “más equitativo”. Desaparecieron de la red tan misteriosamente como habían aparecido.

Lo que parece evidente y más allá de las cifras, es que la tecnología está remodelando la naturaleza cambiante del trabajo, “la tecnología destruye y crea trabajos”, pero el peligro que se corre es que en los últimos años la destrucción ha sido más rápida que la creación. A pesar de todo, esta transición “analógica-digital” está generando una riqueza y unas oportunidades enormes.

Nuestro análisis en esta práctica se va a centrar en los sistemas operativos más populares y que engloban a millones de usuarios de todo el mundo:

mercado-apps