Apple lanzó a finales de 2017 el iPhone X. Su primer teléfono inteligente con diseño todo pantalla al más puro estilo Xiaomi Mi Mix pero con notch, y también su primer dispositivo con Face ID como tecnología de reconocimiento facial.

Era entonces una tecnología rápida, fiable y segura. Y sin duda, durante todo el año se ha mantenido como la mejor tecnología de desbloqueo por reconocimiento facial. Pero los iPhone XS, XS Max y XR han introducido una segunda generación que Apple aseguró que es más rápida. ¿Es eso cierto?

Apple no mentía en la presentación de estos terminales –y la segunda generación de Face ID-, en septiembre de este año, cuando dijo que es más rápida.

El sistema de cámara TrueDepth agrupa varias tecnologías de última generación que funcionan al unísono para reconocerte en el acto

En un vídeo de Apple Insider, se enfrenta el Face ID de segunda generación del iPhone XS a la primera generación implementada por el iPhone X

Lo mejor es ver el vídeo para salir de dudas, pero a modo de resumen hay que dejar claro que en la mayoría de las ocasiones es más rápida la segunda generación. Solo unas pocas ocasiones empatan en velocidad, y nunca gana el iPhone X. Además, muestran que las diferencias son especialmente notables cuando no hay luz ambiental.

Además también es más preciso. Cuando el terminal se coloca en ángulos complicados y no con la cara perfectamente alineada con el frontal del dispositivo, a veces el Face ID del iPhone X no responde hasta que la colocación es correcta.

Face ID

En el iPhone XS, el rango de funcionamiento de Face ID es más amplio. Esto significa que, aunque no nos coloquemos de la forma más correcta, es mucho más capaz de captar nuestra cara.

5 alternativas al Apple Pencil mucho más económicas

Lo que demuestra esto es que la compañía de Cupertino ha hecho importantes mejoras a nivel de hardware en el Face ID de sus nuevos teléfonos inteligentes.

Face ID 2.0

Sin duda, en el `desaparecido´ iPhone X era ya una tecnología excelente, y de referencia en el sector. Pero ahora, con la segunda generación, es más práctico y desbloquea el terminal de una forma bastante más rápida. Aunque aún sin llegar a la velocidad del sensor de huellas dactilares.

¿Qué cuál es nuestra experiencia?

Os podemos asegurar que el avance respecto al año pasado es destacable. Y si comparamos con otros dispositivos como el Note 9, aún mayor. En mi caso utilizo un iPhone XS Max y el desbloqueo es fantástico en todo tipo de circunstancias, por lo que no puedo más que recomendarlo.

¿Y en el 2019? ¿Qué pasará con el Face ID? ¡Pues más y mejor!

Sí, aunque no te lo creas, y a pesar de que acaban de presentarse los modelos de este año, ya se rumorea sobre los modelos del 2019. En esta ocasión ha sido el analista de KGI Securities Ming-Chi Kuo, el más destacado de la escena Apple, el que ha adelantado cuáles serán las claves de los nuevos iPhone que lleguen en 2019.

Para Kuo el Face ID será la clave de los nuevos iPhone, ofreciendo un funcionamiento mucho más rápido y preciso que el que utilizan los actuales iPhone. El nuevo Face ID permitirá escanear el rostro con mayor precisión incluso en las situaciones de luz más desfavorables.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.