Galaxy S7 Edge Black Pearl es la nueva versión del tope de gama de Samsung para el mercado del móvil inteligente y ofrece un nuevo acabado de color y 128 Gbytes de capacidad de almacenamiento.

Samsung sigue intentando dar buenas sensaciones después del fracaso del Note 7. Acaban de pedir disculpas en varios periódicos de EE.UU. y saben que afronta un panorama complicado por sus cuantiosas pérdidas económicas. Ahora tratan de salir a la luz con nuevas versiones de su actual buque insignia.

Mientras esperamos la llegada del Galaxy S8 y trata de competir con el iPhone 7 Plus “más negro” que ha creado Apple nos llega con un nuevo color. De esta forma, después de la llegada de las nuevas versiones Pink Gold y Blue Coral, llega este Galaxy S7 Edge Black Pearl que supone el séptimo acabado de color para el terminal.

Elephone S7, la copia china del S7 Edge

En realidad, Samsung ya tenía un negro en su filas con el acabado Black Onyx, pero no debía ser lo suficientemente negro y brillante como la versión correspondiente del iPhone 7 Plus. ¿Se rayará tanto como el modelo de Apple?

Galaxy-S7-Edge-black-pearl-frontal

 

Para gustos, colores. El Galaxy S7 Edge Black Pearl entrega todo el resto de características de uno de los mejores phablets del mercado, con su diseño de pantalla curvada en los laterales, el impresionante panel Super AMOLED de 5,5 pulgadas con resolución 2K, el chipset Qualcomm Snapdragon 820 o Exynos 8890 (según mercado) y los 4 GB de RAM LPDDR4.

Galaxy-S7-Edge-black-pearl-trasera

Galaxy S7 Edge Black Pearl estará disponible en mercados seleccionados desde hoy mismo.

La otra novedad llega de la capacidad de almacenamiento interno, en este modelo exclusivamente de 128 Gbytes. Desconocemos el precio oficial, pero evidentemente será mayor a la actual versión, más que nada por la capacidad de memoria interna mayor.

¿Qué te parece este nuevo color?