iPayTag, la pegatina que nos permite pagar

Es una pegatina sin contacto PayPass para una forma más rápida y fácil de pagar nuestras compras. Podemos pagar sencillamente acercando iPayTag al lector del dispositivo de cobro con la tecnología PayPass.

¿Cómo funciona?

Nuestra tarjeta iPayTag está vinculada a nuestro iPayWallet y utiliza los fondos que contiene. Simplemente acerquemos nuetro iPayTag a un dispositivo de cobro que acepte PayPass y abone su compra. iPayTag es ideal para compras en quioscos, restaurantes de comida rápida, cafeterías, supermercados y estaciones de servicio. Cada pago que realicemos con nuestro PayTag que no supere los 25 euros, el dispositivo PayPass realizará inmediatamente la compra sin necesidad de teclear nuestro código PIN. El dispositivo de cobro solicitará la introducción del PIN para compras que superen los 25 euros. Si estamos registrado para recibir avisos por SMS, puede que no reciba SMS por algunas transacciones por debajo de los 25 euros ya que posiblemente se hayan realizado fuera de línea.

  1. Colocamos nuestra iPayTag en el reverso del teléfono móvil.

ipay-tag1

  1. Activamos nuestra iPayTag con SMS.

ipay-tag-2

  1. Pagamos acercando iPayTag al dispositivo de cobro que acepte PayPass. Nuestro pago se realiza cuando veamos una luz verde y oigamos un pitido.

ipay-tag3

ipaytag

La solución que se nos ofrece, no tiene ninguna vinculación con el operador, ya que el chip NFC no va integrado en una tarjeta SIM si no en una pegatina que se suministra a sus usuarios. Por tanto, tampoco hace falta tener un smartphone o tarjeta SIM con NFC.

ipay-tag-where

La iPayTag se puede adquirir en la web de iPay por 10 euros y una vez en casa el último paso antes de usarla es activarla vinculando un número de teléfono.

Las recargas, se puede hacer bien en la web de la empresa o mediante una aplicación, disponible para Android, iOS y Windows Phone.

Los pagos no tienen ningún coste, pero las transferencias entre usuarios suponen un importe de 10 céntimos, y las recargas son gratuitas mediante transferencia bancaria, mientras que el resto de métodos tienen una comisión que parte del 1% del importe recargado con mínimo de 0,5 euros para recargas mediante tarjetas. Porque el beneficio de la empresa tiene que estar en algún lado.

El inconveniente que ahora mismo vemos es la escasa penetración de datáfonos compatibles, salvando las grandes ciudades, pero seguro que en poco tiempo nuestra tienda de barrio contará con uno de estos datáfonos…

About SM Alfred

Ingeniero Químico, Máster en Aplicaciones Multimedia por la UOC y un apasionado de la Ciencia y de la Tecnología desde que tiene conocimiento de causa. Se define como un Geek en un mundo imperfecto. Ciudadano del mundo y nómada por suerte, su hábitat natural transcurre entre ordenadores y máquinas con muchos cables y botones. CEO y Fundador de gurutecno.com y Editor en rootear.com.
Comparte
Comparte