Cuando hablamos de precio en productos Apple, sabemos de antemano, que su precio suele ser elevado.

En ese aumento de precio de los smartphone en el último año, con modelos que han superado los mil euros, o se han quedado muy próximos a este precio final, todo podría hacer pensar que los nuevos iPhone que están a punto de llegar, rondarán este valor.

Según los analistas de la firma TrendForce el iPhone X 2018 no supondrá un incremento de precio frente al iPhone X 2017, lo que significa que Apple mantendrá una estrategia claramente conservadora y que no piensa correr riesgos con su nueva generación de smartphones de gama alta.

Viendo lo que han hecho otros grandes del sector, como Samsung con el recién estrenado Galaxy Note 9, la idea tiene mucho sentido, pero ya sabemos que Apple va por libre y que siempre que puede juega sus propias cartas de la manera que estima conveniente, así que no podemos evitar preguntarnos qué ha llevado realmente al gigante de Cupertino a apostar por un mantenimiento de precios, y la respuesta no es complicada.

El precio de los smartphones tope de gama se ha incrementado de forma significativa durante los últimos años, un proceso se estabilizará con el lanzamiento del iPhone X 2018.

Según los analistas de la firma TrendForce el iPhone X 2018 no supondrá un incremento de precio frente al iPhone X 2017, lo que significa que Apple mantendrá una estrategia claramente conservadora y que no piensa correr riesgos con su nueva generación de smartphones de gama alta.

Viendo lo que han hecho otros grandes del sector, como Samsung con el recién estrenado Galaxy Note 9 por ejemplo, la idea tiene mucho sentido, pero ya sabemos que Apple va por libre y que siempre que puede juega sus propias cartas de la manera que estima conveniente, así que no podemos evitar preguntarnos qué ha llevado realmente al gigante de Cupertino a apostar por un mantenimiento de precios, y la respuesta no es complicada.

iPhone X: unas ventas por debajo de las expectativas

El lanzamiento del iPhone X 2017 generó una gran expectación, pero el alto precio de venta y el interés que generaron los iPhone 8 y iPhone 8 Plus acabaron reduciendo las ventas del terminal por debajo de lo esperado. No hablamos de una diferencia pequeña, las expectativas de Apple estaban por las nubes pero no se cumplieron.

Esto no quiere decir que el iPhone X 2017 haya sido un fracaso, nada más lejos de la realidad, pero sí que confirma que no ha vendido como Apple quería y que por tanto su estrategia no fue del todo correcta.

Muchos han sido los factores que han provocado que este modelo no haya cuajado en el mercado, pero en gran medida, las ventas escasas tiene que ver con su precio de salida. Un móvil que supera los 1.000 euros, estando el mercado como está, con una oferta muy jugosa y una continua avalancha de nuevos modelos de todas las marcas, no hace sino complicar las cosas aún más a dispositivos con un precio tan elevado.

Con el iPhone X 2018 no esperamos cambios importantes más allá de la habitual renovación de hardware, así que inflar su precio de venta sin aportar cambios que lo justifiquen podría hundir sus ventas de forma desmesurada. Apple debería ser consciente de esa realidad, y por ello la predicción de TrendForce tiene mucho sentido.

iPhone-X

Como podemos ver en la imagen superior, el iPhone 9 de 6,1 pulgadas con pantalla IPS tendrá un precio que oscilará entre los 700 y 750 dólares, el iPhone X OLED 2018 de 5,8 pulgadas costará entre 900 y 950 dólares y el iPhone X OLED 2018 de 6,5 pulgadas costará entre 950 y 1.000 dólares.

Estas cifras no difieren demasiado de las que habíamos ido viendo en filtraciones anteriores, así que tienen bastante sentido común.

¿Qué tiene Apple preparado para el mercado?

Los tres terminales van a partir de una base y un prácticamente calcado. Se apuesta por un formato 19:9 con muesca en la parte superior, acabado en cristal y metal y las líneas redondeadas que hemos visto en el iPhone X 2017.

El modelo IPS tendrá una única cámara trasera mientras que los modelos OLED tendrán una configuración de doble cámara trasera en vertical.

Más allá de las cámaras, no habrá diferencias a nivel estético entre los tres terminales.

Vamos ahora a hacer un repaso a las especificaciones de pantalla, SoC, RAM y almacenamiento:

  • iPhone 9: pantalla IPS de 6,1 pulgadas, cámara trasera, 3 GB de RAM y SoC Apple A12. Tendrá versiones de 64 GB y 256 GB de capacidad de almacenamiento.

  • iPhone X 2018: pantalla OLED de 5,8 pulgadas, doble cámara trasera, 4 GB de RAM y SoC Apple A12. Tendrá versiones de 64 GB, 256 GB y 512 GB de capacidad de almacenamiento.
  • iPhone X 2018 Plus: pantalla OLED de 6,5 pulgadas, doble cámara trasera, 4 GB de RAM y SoC Apple A12. Tendrá versiones de 64 GB, 256 GB y 512 GB de capacidad de almacenamiento.

Apple se ahorra millones en publicidad gracias a sus fieles seguidores, que comparten y viralizan sus contenidos. La compañía dirigida por Tim Cook “se ha especializado en generar el branded content más puro que puede existir”, con una base cuasi religiosa de “seguidores prácticamente fanáticos que creen todo lo que la marca dice y la defienden a muerte ante los no creyentes”.

Solo el tiempo dirá si la expectación generada con estos tres modelos ha merecido realmente la pena. La presentación está al caer.

¿Qué te parece el precio de los modelos de cumplirse los pronósticos?

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.