Hemos probado el iPhone X. Primeras impresiones de la bestia de Apple

13
613

¡Ya lo hemos probado! ¿Increíble? ¿Fantástico? ¿Maravilloso? ¿Cuál es el adjetivo calificativo que podría definir mejor a esta maravilla tecnológica?

Apple renueva funciones con un iPhone icónico que destaca por su cámara y sobre todo por su pantalla. Y cuando una gran cantidad de mortales desearían tener uno entre sus manos, nosotros hemos tenido el privilegio de probar de primera mano uno de ellos. ¿Cuáles han sido nuestras sensaciones? ¡Te las contamos con todo lujo de detalles!

Tranquilo forastero, sé que usas otro iPhone

Es la primera sorpresa nada más sacarlo de la caja. Al encenderlo detecta que hay otro iPhone alrededor, en nuestro caso el 7 Plus que usamos normalmente, y pregunta si se quiere configurar como nuevo iPhone o como réplica del habitual. Sí, es algo que también hace Android, crear una copia del contenido, pero no con ese toque de magia y facilidad. Sin necesidad desplegar menú alguno ofrece, precisamente, lo que querrán casi todos los compradores.

El que compra un iPhone ¿Repite? ¿Son fieles los usuarios de Apple?

Lo primero que te llamará la atención a nivel físico es que el famoso botón home ha desaparecido. Era un salvavidas, un seguro inconsciente para empezar de nuevo cuando se quería salir de una acción.

iphone x iphone 1 iphone 7 plus

Tres dispositivos de locura para los fanboys de Apple. De izquierda a derecha: iPhone 1, iPhone 7 Plus y iPhone X. ¿Con cuál te quedas?

Al coger el terminal por primera vez nos llama la atención su peso ¡Se siente poderoso! La sensación es de estar ante un terminal con un excelente acabado. Y es curioso, porque el iPhone X tiene un peso de 174 gramos, mientras que el iPhone 7 Plus tiene un peso de 188 gramos. Sin embargo, su menor tamaño da la sensación de un dispositivo más robusto.

Por lo demás, el diseño del terminal es llamativo e impresionante. El marco de acero cromado llama poderosamente la atención, y le da un aspecto futurista. Su trasera en cristal es más elegante que la de aluminio de los iPhone anteriores. Sin embargo, quizás sea algo que sorprenda menos, al haberlo visto ya en muchos móviles Android.

Pantalla en el iPhone X

El iPhone X es sinónimo de pantalla. No hay ningún botón en el frontal como comentábamos, sino una gran pantalla de 5,8 pulgadas y, por primera vez en un smartphone de Apple esta vez es de OLED, con tonos mucho más ajustados a la realidad. Cuando lo tengas en la mano, la nueva Super Retina de 5,8 pulgadas será la protagonista absoluta. Pantalla, mucha pantalla y más pantalla.

Y esta primera pantalla OLED está a la altura de las exigencias del iPhone, con colores muy vivos, negros auténticos, un brillo espectacular y un contraste de 1.000.000:1. Eso sí, la empresa encargada de suministrar esta espectacular pantalla no ha sido otra que su más acérrimo competir, Samsung. Así que un aunque sea un pedazito de iPhone también tiene el sello coreano.

Tras pasar varios años con las versiones Plus del iPhone 6 y iPhone 7, cuesta acostumbrarse a este cambio en lo relativo al tamaño.

Al eliminarse los marcos de la pantalla, el frontal deja todo el protagonismo a la imagen. Todo es cristal. Por detrás, también, siete capas que prometen máxima resistencia, aunque algunas pruebas realizadas no le otorgan tanta resistencia como promete y presume.

Cámara TrueDepth

En un espacio mínimo cabe la tecnología más sofisticada que puedas imaginar, incluidas las cámaras y los sensores que utiliza Face ID. Ahora tu contraseña es tu cara. Face ID es una nueva forma de desbloquear el iPhone, identificarse y pagar con total seguridad.

Face ID se sirve de la cámara TrueDepth para proyectar y analizar más de 30.000 puntos invisibles y así crear un mapa de profundidad detallado de la cara. Esto sustituye a la huella dactilar de los modelos previos. Tras hacer dos círculos con la cabeza siguiendo los signos de la pantalla, el iPhone X es capaz de reconocernos, pero si se prefiere, se puede usar el patrón de seis números como antes.

Y fíjate si se ha avanzado en este aspecto de seguridad que si la cara evoluciona, se reconoce con cambios. Por ejemplo si te dejas crecer la barba, el sistema será capaz de ver tu evolución, o si te pones y quitas gafas.

El desbloqueo fácil sirve también para confirmar un pago con Apple Pay o acceder a los servicios que pedían la huella, como la app del banco.

Cámaras traseras, sí, dos sensores

Dos cámaras traseras con estabili­zación óptica de imagen (OIS) y objetivos rápidos para hacer fotos y vídeos con bastante calidad. Aunque haya poca luz.

iphone-x-camara-trasera

Te sorprenderá cómo los sensores fotográficos en la parte trasera sobresalen demasiado y chocan con el diseño general del dispositivo. Las dos cámaras traseras están en vertical en lugar de horizontal como en el caso del 8 Plus.

Procesador del iPhone X. Potencia bruta

Los cuatro núcleos de eficiencia de la nueva CPU son hasta un 70 % más rápidos que en el chip A10 Fusion. Y los dos núcleos de rendimiento son hasta un 25 % más veloces. A11 Bionic está arrasando en las aplicaciones que miden rendimiento, colocándose desde el primer momento en los primeros puestos. Su motor neuronal es capaz de realizar hasta 600.000 millones de operaciones por segundo.

iPhone-x-gurutecno

Un teléfono que es todo pantalla necesitaba un sistema operativo totalmente rediseñado, con nuevas prestaciones y gestos.

Por su parte la nueva GPU de tres núcleos desarrollada por Apple es hasta un 30 % más rápida que la del chip A10 Fusion.

7 cosas que no nos gustan nada del iPhone X

Carga inalámbrica

Gracias a la parte trasera de vidrio y a un eficiente sistema de alimentación, solo tienes que dejar el iPhone X sobre la base para cargarlo. El iPhone X funciona con los cargadores inalámbricos Qi, que se encuentran cada vez en más hoteles, cafeterías, aeropuertos y coches. Además, Belkin y Mophie han desarrollado dos nuevos cargadores inalámbricos para el iPhone X.

Tras una mañana usando el iPhone más popular no podemos dar un veredicto sobre la duración de su batería o el tiempo de carga, que ya es inalámbrica.

Conclusiones en esta primera toma de contacto

La pregunta del millón es si realmente un smartphone que supera los 1.000 euros puede y debe ser el elegido para formar parte de vuestra vida cotidiana. Desde luego el tamaño es óptimo, ni muy grande ni muy pequeño, diríamos que equilibrado. La pantalla es de sobresaliente y la cámara exquisita, con fotos reales y un impactante modo retrato. Si a todo esto le sumas el Sistema Operativo iOS y eres de los que no cambia de dispositivo muy a menudo puedes tener la mezcla perfecta para al menos un par de años.

Lo que queda por pensar es si ese precio va a compensar todo el derroche de tecnología que incorpora el dispositivo o el uso que le vas a dar sería el de cualquier otro dispositivo. Los gadgets que nos presentan las compañías se renuevan demasiado rápido y seguro que a la vuelta de la esquina tendrás otro dispositivo que te gustará más, pero ese es el precio que hay que pagar en estos tiempos por ese avance tan voraz y depravado al que nos someten las empresas. Y si se trata de jugar con emociones, en este caso Apple sabe hacerlo como nadie. ¿Demasiado bonito? Sí ¿Imprescindible? No. Lo que es seguro es que se convertirá en el producto estrella de los de Cupertino estas Navidades…

Te recordamos que tienes a tu disposición un canal público de GurúTecno en Telegram donde puedes recibir todas nuestras publicaciones, así como leerlas, aprovechando la función de navegación integrada de la aplicación.