Los dispositivos de Google han gozado siempre de una buena acogida entre el público y prueba de ello es que vamos por la sexta versión del Nexus.

Pero si nos fijamos exclusivamente en los resultados financieros, observamos una ligera caída en ventas de los dispositivos Nexus, en concreto un 3%.

Puede parecer que no es para tanto, pero a buen seguro que Google tenía como objetivo unas cifras muchos más prometedoras, no un estancamiento en la venta de sus productos. Google crece como marca, pero sus dispositivos no logran implantarse en un mercado tan competitivo.

Nexus-6-from-Motorola

 

¿Cuál es el problema de esta bajada en las ventas?

No es un único factor, deberíamos buscar varios factores que probablemente han incidido en los resultados. Si analizamos el Nexus 6, nos encontramos por lo pronto, que un tamaño de pantalla de 6 pulgadas no es para todos los usuarios. El anterior modelo, el Nexus 5 ya había crecido respecto al Nexus 4, y contaba con una pantalla de 4,95 pulgadas.

En el Nexus 6, el salto ha sido llamativo ya que pasamos a las 6 pulgadas. En este aspecto cabe pensar que hubiese sido mejor estrategia colocar dos tamaños de pantalla en el mercado, al igual que los chicos de Apple con su iPhone 6 y iPhone 6 Plus, para satisfacer las necesidades de un mayor número de usuarios.

Otro aspecto muy llamativo ha sido la subida de precio respecto a la anterior versión. Mientras el Nexus 5 se situaba en los 350 euros como referencia, en el Nexus 6 hablamos de un precio de partida de 600 euros, jugando en este caso en una liga más dura, con modelos como el iPhone 6 o el Samsung 6.

Se hace muy complicado competir con estos modelos referencia en el sector, quizás una bajada de precios pueda contribuir a mejorar las ventas.

Nexus-6

La experiencia de uso y su funcionamiento, lo convierten en un terminal excepcional.

Quizás Google nos tras tenía (mal) acostumbrados a destacar por una relación precio/prestaciones difícilmente igualable. Lástima para los usuarios y fans de los Nexus, que ahora tendrán que contemplar otras opciones en el mercado.

Pagar 600 euros por un terminal premium es complicado en un mercado tan competitivo y donde el factor marca juega un factor fundamental.

nexus-6-product-photo

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.