Intel ha desvelado la octava generación de procesadores Core que llegan bajo el nombre de Coffe Lake, y una vez más, por cuarta vez consecutiva, estarán fabricados con tecnología de 14 nanómetros. Así que por lo que sabemos no debe suponer una revolución en cuanto a eficiencia y rendimiento respecto a la anterior generación.

La compañía no ha querido entrar en demasiados detalles relacionados con las ventajas que traerán al mercado, pero parece que mejorarán un 15% (en base a tests de SysMark) el rendimiento de los modelos de séptima generación que podemos ver actualmente en el mercado. De esta manera se justifica su salida con un mayor rendimiento del procesador Coffee Lake.

Su proceso de fabricación estará basado en tecnología de 14 nm, que es lo mismo que se utiliza en los actuales, y es algo que Intel tiene controlado desde 2014. Así que tampoco podemos esperar que sean una revolución en potencia y eficiencia.


APPLE SE ENCUENTRA DESARROLLANDO UN MACBOOK PRO CON CHIP ARM


La nueva gama se centrará especialmente en las familias U de bajo voltaje y en la serie Y dedicada a portátiles ultradelgados, tal y como vimos en los procesadores de séptima generación durante el pasado año.

Coffee Lake parece más una evolución que un gran cambio, para eso habrá que esperar a Cannonlake. Eso sí, se han sentado las bases para la llegada de los Cannonlake a lo largo de 2018 (apuestan por una fabricación en proceso de 10 nanómetros).

procesadores intel octava generación

Lo que está claro es que el proceso de fabricación de 10 nanómetros sigue haciéndose esperar más de la cuenta, y hasta que esto no ocurra, no se producirá el salto que todos estamos esperando. La misión final es poder crear con garantías productos con 7 nanómetros.

¿Qué familia de procesadores tienes en tu ordenador? ¿Sueles actualizar con frecuencia?

Más información | Página oficial de Intel