Después de muchísimos rumores y comentarios en las redes sobre el Note 7 ya tenemos entre nosotros al nuevo pupilo de Samsung.

Con sorpresas, porque algunos esperaban bastante más, pero la compañía coreana ha decidido seguir la línea de la familia Galaxy  S y la verdad que no existen demasiadas diferencias. Incluso en algunos aspectos como os vamos a comentar el Note 7 no ha superado al S7 Edge. Comenzamos el análisis teniendo en cuenta varios apartados: Pantalla, rendimiento, diseño, cámara y batería.

s7 edge frontal

S7 Edge vs Note 7: Pantalla

Pocas diferencias exceptuando el ligero aumento en el tamaño de pantalla. Los dos dispositivos cuentan con una pantalla con tecnología SUPER Amoled, resolución QHD y curvas en sus laterales.

galaxy-s7

Recordamos que el S7 Edge tiene una diagonal de 5,5 pulgadas mientras que el nuevo Note 7 aumenta hasta las 5,7 pulgadas. Donde si hay un cambio es en la protección de pantalla ya que el Note 7 presenta protección Gorilla Glass 5, que dobla su fortaleza respecto a Gorilla Glass 4.

Por tanto las diferencias se ciñen a un mayor tamaño de pantalla y a una protección mejor.

S7 Edge vs Note 7: Rendimiento

Pues empate técnico porque se trata del mismo procesador, el Exynos 8890 (en Europa) que tan buen rendimiento proporciona. La gran decepción del Note 7 viene dada por su RAM, ya que todos esperábamos contar con 6 GB de memoria RAM.

No es que 4 GB sea insuficiente, pero los rumores eran insistentes en este aspecto, ya que se hablaba de que sería el primer terminal Samsung en superar los 4 GB de memoria RAM. Habrá que esperar al próximo buque insignia de la compañía.

Por tanto no hay diferencias en este aspecto, ya que ambos terminales cuenta con el mismo procesador y la misma memoria RAM. Falta ver qué pasará en las pruebas de rendimiento, pero las diferencias no pueden ser muy significativas.

S7 Edge vs Note 7: Diseño

Exceptuando el tamaño y la inclusión del lápiz (S-Pen), en cuestión de diseño guardan bastante parecido y se hace difícil diferenciarlos a simple vista. Los dos presentan un aspecto premium combinando cristal y metal. El Note 7 además del plata, oro y negro viene con una variación en color azul bastante atractiva.

note 7

Imagen correspondiente al Note 7.

Los dos cuentan con certificación IP68, por lo que son resistentes al agua y al polvo. En la parte delantera sí tenemos una diferencia y es que el Note 7 incorpora escáner de iris, lo que nos permitirá desbloquear el terminal con tan solo mirar a la pantalla.

s7 edge

Imagen correspondiente al S7 Edge.

Respecto a la carga el Note 7 sí incorpora por fin una conexión USB Tipo-C, algo por lo que ya debería haber apostado en su momento el Galaxy S7 Edge, y esto sí es un punto a su favor.

Ya no tendrás problemas en condiciones de poca luz de conectar el cable según la posición. Eso sí, llega contigo un cable de este tipo a todas partes porque todavía no está muy extendido y nunca se sabe en qué lugar y momento te puedes quedar sin carga.

S7 Edge vs Note 7: Cámara

Otra pequeña decepción para todos aquellos que esperaban algún movimiento y cambio por parte de Samsung. Los dos terminales cuentan exactamente con la misma óptica.

¿Pero? ¿Por qué es necesario cambiar? Y eso es lo que deben haber pensado los coreanos, porque si el nivel fotográfico es excelente y funciona a las mil maravillas, para que cambiar…

Así que el sensor Dual Pixel de 12 Megapíxeles con una apertura f/1.7 es el que os vais a encontrar en ambos terminales.

S7 Edge vs Note 7: Batería

Si el S7 Edge tiene un tamaño de pantalla de 5,5 pulgadas e incorpora 3.600 mAh de capacidad, entonces el Note 7 que tiene un tamaño de pantalla de 5,7 pulgadas debe contar con una batería de… 3.500 mAh. Las cuentas no cuadran, ¿Más pantalla, menos batería?

s7 batería

Aunque probablemente las diferencias no sean significativas en este apartado gana el S7 Edge. La explicación se debe probablemente al espacio que ocupa el S-Pen, lo que ha imposibilitado que el Note 7 cuente con mayor capacidad.

Conclusiones

Como habrás podido observar por todo lo comentado el Note 7 no supone ningún cambio radical respecto a la línea de Samsung en estos dos últimos años. Pero es que desde el S6 y las mejoras introducidas en su diseño todo le ha funcionado bien a Samsung, y la cuenta de resultados así lo demuestra. No hay nada que objetar.

La línea S7 presenta un buen diseño, excelente rendimiento, buena cámara, son resistentes al agua y venden como churros. De modo que el Note 7 sigue esta estela, pero ese puede ser el mayor hándicap, porque parece que los terminales se canibalizan con tanta similitud. El enfoque dirigido a productividad de anteriores Note parece haberse perdido, y más allá de alguna aplicación específica con el S-Pen todo resulta demasiado similar.

La competencia está en la misma casa. El mayor rival del estrenado Note 7 es su hermano el S7 Edge, así de claro. Solo la diferencia de precios puede hacer decantar la balanza hacia uno u otro lado. Esperamos la llegada del Note 7 a Europa que tendrá lugar el 2 de septiembre a un precio que no será inferior a los 800 euros.

¿Con cuál te quedas?

Samsung Galaxy Note 7 | Web oficial