Samsung ha anunciado oficialmente la sustitución de todas las unidades vendidas del Galaxy Note 7. La recogida la llevará a cabo los departamentos locales y espera concretarse en dos semanas.

El presidente de la división de móviles ha comentado que el problema afecta a 24 de cada millón de unidades, pero que se actúa de forma general por motivos de seguridad. La distribución del terminal y el lanzamiento en nuevas regiones también ha sido cancelado por el momento.

¿Y ahora qué? Note 7 acaba repescado…

Samsung ha pedido disculpas, ha dado la cara y asume responsabilidades. El problema de imagen que se le presenta ahora puede ser mayúsculo. Con el rebufo del iPhone 7 a punto de presentarse y este problema, se puede dar al traste con toda la estrategia que se había definido para contrarrestar a Apple.

 

note 7 azul

El gigante surcoreano de la electrónica parará provisionalmente las ventas en varios países y ofrecerá a quienes adquirieron el Note 7 la posibilidad de reemplazar su terminal.

El modelo en concreto no está a la venta en España aunque se podría hacer una reserva previa para beneficiarse de unas gafas de Realidad Virtual. Su lanzamiento estaba previsto para el día 9 de septiembre, pero se ha decidido retrasar el mismo, sin que se haya concretado una nueva fecha.

El Galaxy Note 7 estaba destinado a ser el mejor phablet del mercado. Los primeros análisis apuntaban a un terminal sobresaliente al incluir lo mejor del S7, el diseño Edge y otras características de máximo nivel.

El fallo de las baterías puede dar al traste con la estrategia porque según los cálculos de la agencia Reuters podría perder un valor de mercado de 7.000 millones de dólares.

Pero Samsung tiene fuerza para remontar (sus acciones han bajado de forma brusca) y volver a generar confianza entre los usuarios. Solo queda confiar en que puedan superar esta pequeña crisis.

¿Crees que puede dañar la imagen de Samsung? ¿La respuesta de la compañía ha sido adecuada?