Ya se están realizando pruebas con el último SoC de Snapdragon, el 810 en terminales como el Note 4, para aumentar aún más si cabe la potencia, su capacidad de procesamiento en 3D y el consumo en el último phablet de Samsung. 

Las pistas han llegado por las pruebas que están realizando los operadores coreanos LG+, SKT y Olleh.

¿Qué versiones hay ahora en el mercado del Note 4?

El nuevo phablet tope de gama del gigante coreano se encuentra disponible actualmente en dos versiones, una equipada con un SoC Snapdragon 805 y otra con SoC Exynos Exynos 5433, dos procesadores más que potentes y con rendimiento similar. Pero los coreanos no se conforman con esto y quieren incorporar inmediatamente el procesador más avanzado, añadiendo el Snapdragon 810 a su última phablet, un octa-core de 64 bits con tecnología big.LITTLE y GPU Adreno 430. Se espera que esto suceda antes de que llegue el verano.

Samsung-Galaxy-Note-4

¿Se está equivocando Samsung? ¿Se trata de una buena estrategia?

Sí y no…¿por qué decimos esto? Está claro que Samsung quiere estar siempre en la lista de los más potentes, sin que quede duda de que sus dispositivos están siempre a la ultima, y esto en sí es positivo. Pero la parte que menos nos gusta es que Samsung sigue mostrando su empeño por saturar el mercado y no dejar un solo hueco en el que no tenga una alternativa, dejando una sensación agridulce a los usuarios que adquieren un terminal caro pensando que será el más potente durante mucho tiempo.

Tener un mismo modelo con varias versiones puede ser un arma de doble filo. Bien para los que no hayan comprado aún el dispositivo y estén pensando en hacerlo, pero mal para todos los que lo hayan comprado y ahora comprueben que su modelo no es el “más potente” y queda “desfasado”.

Pensando en ventas, seguramente sea un buena estrategia, sacar al mercado una versión más potente para hacer más atractivo el terminal, y volver a poner al dispositivo entre los más codiciados, pero a costa de enfadar a los actuales usuarios…