[Review] Samsung Galaxy S9 Plus: la potencia del Note 9 sin lápiz digital

Samsung-Galaxy-S9-Plus

Galaxy S9 , Galaxy S9 Plus , Galaxy Note 9. La familia de teléfonos de Samsung por sí sola le ofrece tres excelentes opciones de gama alta para que pueda compadecerse, y eso ni siquiera cuenta para otros teléfonos Android e iPhones excelentes .

Entonces, ¿por dónde empezar?

Me gustaría mantener esto muy simple para ti:

  •  Galaxy S9 : compra este si quiere gastar menos, si prefiere un teléfono más pequeño y si no planea tomar fotos de retratos.
  •  Galaxy Note 9 : tiene la duración más larga de batería y duplica la capacidad de almacenamiento inicial de las otras dos. Su cámara se ajusta automáticamente a su escena, pero por lo demás usa los mismos lentes. El Note 9 también tiene un lápiz S Pen y cuesta más.
  •  Galaxy S9 Plus : Esencialmente es un Note 9 con una batería ligeramente más pequeña, la mitad del almacenamiento y sin S Pen, pero tiene el mismo procesador rápido, aproximadamente el mismo tamaño de pantalla y dos cámaras. También puede ampliar su capacidad de almacenamiento usando una tarjeta microSD. Su precio cae entre el Note 9 y el Galaxy S9.

Al darle al Galaxy S9 una cámara trasera, a la gran Galaxy S9 Plus dos cámaras traseras, y a las cámaras duales Galaxy Note 9 más un lápiz digital, Samsung puede justificar tres niveles de precios que coincidan con las características de cada teléfono. El modelo tiene sentido, y refleja la propia estructura de Apple con el iPhone 8 , 8 Plus y iPhone X.

Diseño y construcción del Galaxy S9 Plus

Dado que el Galaxy S9 Plus es una actualización incremental del teléfono inteligente del año pasado, no hay una gran cantidad de cosas que comentar cuando se trata de diseño y construcción.

Samsung no ha cambiado mucho sobre el teléfono en cuanto a diseño

De hecho, puede que le resulte difícil determinar cuál es el modelo nuevo en una prueba paralela a menos que estés viendo el nuevo color Lilac Purple.

En la parte delantera, el teléfono se ve lo suficientemente parecido al S8 Plus. Realmente no es sorprendente que Samsung se quede con el magnífico diseño que presenta la pantalla Infinity. El teléfono es un poco más corto y la firma ha hecho los marcos un poco más pequeños, pero no es algo notable.

Si nos ponemos con el «ojo de águila», podemos notar el acabado mate del marco de metal se ve mejor en comparación con la capa brillante S8 Plus. Otro cambio menor es una ranura individual para el altavoz en lugar de cinco agujeros pequeños.

El principal mensaje de que este teléfono es el Galaxy S9 Plus y no un modelo antiguo está en la parte posterior. En primer lugar, hay cámaras duales, anteriormente solo una función disponible en el Note 8. Más adelante hablaremos de la tecnología de la cámara.

El otro truco es la ubicación del escáner de huellas digitales, que ahora está debajo del conjunto de cámaras y no al costado. Esto era una pesadilla en los teléfonos S8, especialmente en el S8 Plus, donde el sensor era bastante difícil de alcanzar.

Entonces, con un diseño casi idéntico, Samsung se adhiere a una banda de aluminio con frente y parte posterior de vidrio. El Galaxy S9 Plus todavía ofrece waterpoofing IP68 de alta gama y con mucho gusto no ha abandonado el conector para auriculares.

La parte trasera de vidrio se ve genial cuando está limpia, pero como la mayoría es un imán de huellas digitales y hace que el teléfono sea bastante resbaladizo.

Ni siquiera nos importa que el dispositivo sea un poco más grueso, 8,5 mm. Aunque el S9 Plus tiene más tecnología para ofrecer, vale la pena señalar que todavía es un poco difícil de manejar, especialmente para aquellos con manos más pequeñas. Su peso es de 189 gramos, por lo que no es exactamente un peso pluma.

Pantalla

La pantalla sigue siendo la misma que el año pasado, por lo que optar por el Galaxy S9 Plus le brinda una pantalla de 6,2 pulgadas en la pantalla de 5,8 pulgadas en el S9 normal. Ahora es la marca Infinity Display de Samsung, por lo que obtienes una relación de aspecto de 18.5: 9 y bordes curvos en ambos lados.

Una resolución Quad HD Plus (Full HD Plus se utiliza por defecto, pero puedes cambiarla) significa que todo vuelve a ser tan nítido como desees y no sorprende que Samsung se apegue a su brillante (máximo 324 cdm2) y colorida tecnología SuperAMOLED.

Si de algo puede presumir el S9+ es de pantalla

Es posible que hayas notado que Samsung es una de las pocas marcas que opta por no implemetar un notch en la parte superior como el iPhone XS o XR. No estamos muy seguros de por qué otros están tan interesados en copiar a Apple, por eso nos gusta el hecho de que Samsung se haya apegado a su estilo.

Procesador, memoria y almacenamiento

Al igual que el S9 normal, el Galaxy S9 Plus es impulsado por el nuevo Exynos 9810 o el Qualcomm Snapdragon 845, depende del país.

Como puede ver en el siguiente gráfico, el S9 Plus se comporta muy bien rompiendo la barrera de 9,000 en Geekbench 4 que no está muy lejos del iPhone X. Los gráficos, probados en la resolución Full HD Plus predeterminada, también son excelentes.

 

En general, es exactamente lo que esperábamos de un teléfono insignia a este precio y con estas especificaciones. En el mundo real, el S9 Plus es un buen intérprete y hay muchas otras áreas donde los teléfonos son diferentes en 2018, así que no te preocupes demasiado por los números.

Cámaras. ¿La mejor del mercado?

Probablemente es la cámara en los teléfonos Galaxy S9 la que ha tenido la mayor actualización respecto a modelos anteriores.

La cámara Super Speed Dual Pixel trasera sigue siendo de 12 Megapíxeles pero tiene una apertura mecánica innovadora similar a una DSLR dedicada. Esto puede ajustarse automáticamente entre f/2.4 hasta f/1.5 dependiendo de las condiciones de iluminación en las que estés filmando.

El Galaxy S8 ya era un f/1.7 impresionante, así que este es un buen paso adelante. Samsung dice que significa un 28 por ciento más de luz. El teléfono también ahora puede usar información de 12 fotos tomadas a la vez para reducir el ruido en un 30 por ciento.

Comparado con el S9, los modelos Plus traen consigo una lente adicional. Al igual que el Note8, se trata de un teleobjetivo con un teleobjetivo de 12 Megapíxeles con una apertura f/2.4, excelente si le gusta obtener una toma más cercana sin usar el zoom digital.

En general, el Galaxy S9 Plus es un impresionante todoterreno para fotografía y vídeo. La aplicación de la cámara es fácil de usar con diferentes modos y excelentes resultados de simplemente encenderla y disparar en automático.

Las tomas son detalladas, nítidas y bien expuestas, pero no es la mejor cámara que existe en condiciones de gran iluminación. El Pixel 2 XL puede proporcionar mejor contraste y detalles en áreas más oscuras. 

Sin embargo, el Galaxy S9 tiene un mejor rendimiento en condiciones de poca luz, y esa apertura doble es útil cuando no se desea que la profundidad de campo sea reducida por una apertura amplia.

El Modo Pro, por ejemplo, es una delicia si somos amantes de la fotografía, y sobre todo con las dos aperturas de diafragme disponible, o al escoger el punto de enfoque en directo, pero es muy complejo de usar por un mal diseño de los controles.

El Galaxy S9 Plus ahora puede igualar a Sony en la cámara super lenta a 960 fps (a 720p) lo que significa que puedes ver 0.2 segundos de metraje en 6 segundos.

Otra de las grande novedades del S9+ es la captura de vídeo a cámara superlenta

Un período de tiempo tan corto puede ser difícil de capturar, como descubrimos en los teléfonos Xperia, pero Samsung tiene una detección inteligente de movimiento que inicia automáticamente la súper cámara lenta cuando, por ejemplo, detecta movimiento en un área seleccionada por el usuario del marco.

Funciona muy bien e incluso puede grabar hasta 20 secciones de cámara lenta en un video. Aquí está nuestra muestra del S9 que tiene exactamente la misma característica.

En términos de video regular, el S9 Plus es un actor decente. El teléfono cuenta con estabilización óptica de imagen (OIS) que ayuda a mantener las cosas agradables y sin problemas.

De forma predeterminada, grabará en Full HD pero puede cambiarlo a Ultra HD a 60 fps si lo necesitas o te apetece (y no le molestan los archivos más grandes y un límite de cinco minutos).

Os dejamos con algunas tomas reales tomadas con el Samsung Galaxy S9 Plus para que os hagáis una idea de su calidad real.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

gurutecno-samsung-galaxy-s9-plus

 

Los emojis AR

Una de las nuevas funciones es poder hacer emojis con tu propia cara. la cámara detecta tu cara, la digitaliza y crea avatares emojis de ti mismo para poder compartir, algo similar a lo que presentó iPhone con los animojis, menos preciso, pero mucho más versátil ya que estos podemos compartirlos y modificarlos como más nos guste.

No dejan de ser una anécdota que se usa los primeros días pero que luego se olvida. Pero, sí, son divertidos y están bien hechos.

La versión de Samsung se llama AR Emoji y creó un personaje basado en ti

Los fanáticos del selfie todavía obtendrán fotos decentes de la cámara frontal de 8 Megapíxeles f/1.7 que ahora tiene una función para rivalizar con Animoji del iPhone X.


Curso acelerado de cómo sacar un buen selfie sin parecer un `Walking Dead´


Inmediatamente se crearon 18 gifs preestablecidos, pero puedes personalizar los tuyos con la cámara frontal, guiñando un ojo y frunciendo el ceño al contenido de su corazón. Tampoco tienes que preocuparte por a quién los envía, ya que tampoco necesitan un S9. Se puede acceder fácilmente desde el teclado predeterminado, que es útil.

gurutecno-samsung-galaxy-s9-plus

El problema viene cuando quieres animar el AR Emoji usando la cámara frontal. Lo que es un rastreo preciso en el iPhone X, es inestable y deficiente en el S9 Plus.

gurutecno-samsung-galaxy-s9-plus

Sin embargo, no es suficiente para que dejemos de hablar por teléfono, ya que la función es un truco y una parte menor de la experiencia general.

Bixby Vision es una función existente, pero ahora se ha mejorado con cosas como traducción en vivo, mejor reconocimiento de lugares y características de los alimentos como calorías y sugerencias de recetas. Es útil ya que la función está integrada en la aplicación de la cámara, pero mientras que algunos elementos son útiles, otros son solo trucos.

Sensores de huellas dactilares e iris

Como se mencionó anteriormente, el escáner de huellas digitales se ha movido a una ubicación mucho más sensible debajo de la cámara. Es mucho más fácil de encontrar con el dedo sin estirar demasiado, aunque todavía existe el riesgo de manchar la lente inferior.

Samsung también ha hecho que sea más fácil agregar huellas dactilares, ya que solo tiene que deslizar tres veces por dedo, lo hicimos en solo dos.

Todavía hay un escáner de iris, algo de lo que no hemos sido aficionados en los teléfonos anteriores de Samsung. Sin embargo, Intelligent Scan significa que puede usarlo en combinación con el escaneo facial.

Es mucho mejor que antes, pero los sistemas de desbloqueo de rivales como Apple y OnePlus son aún mejores.

Conectividad y audio

La conectividad de nivel superior significa que el S9 Plus está repleto de la tecnología que esperaría, incluidos los de banda dual 11ac Wi-Fi, Bluetooth 5.0, NFC y GPS.

También hay muchos sensores, incluido el sensor de presión en la pantalla, que se utiliza como una especie de botón de inicio físico. El Galaxy S9 Plus todavía viene con características como un barómetro y un monitor de ritmo cardíaco que no tienen muchos teléfonos.

Cómo usar tu smartphone para conectar otros dispositivos a Internet

El cambio se produce en el departamento de audio ya que el teléfono inteligente ahora tiene altavoces estéreo. Todavía están sintonizados por AKG y Samsung también se ha asociado con Dolby para ofrecer Atmos, una función que puede alternar para proporcionar un sonido más grande y espacioso.

No son los mejores altavoces en el mercado, pero es mucho mejor que antes y estamos muy contentos de que Samsung haya mantenido la toma de auriculares.

Batería más grande

Al igual que los modelos del año pasado, el S9 Plus también viene con una batería de mayor capacidad que la S9: 3.500m Ah en comparación con 3.000 mAh.

El S9 Plus promedió poco menos de 17 horas en dos ejecuciones de nuestra prueba de video de bucle en modo avión. Eso es en realidad una hora menos que el promedio de 18 horas del Galaxy S8 Plus del año pasado, por lo que continuaremos probando en otras unidades y actualizando estos resultados.

En el uso del mundo real, el Galaxy S9 Plus duró un día completo de trabajo. He estado usando el teléfono implacablemente durante mi período de prueba, y siempre tuve confianza en que tenía suficiente batería para llevarme de la mañana a la noche, pero tal vez no a altas horas de la noche. Si planea ausentarse hasta la medianoche, puede sentirse más cómodo dándole una recarga antes de salir.

La batería del Galaxy S9+ es buena, no es excelente, ni se sitúa entre las mejores del mercado

Aún así, el S9 Plus se recarga tan rápido (de vacío a lleno en 1 hora, 40 minutos con el apagado) que incluso 30 minutos en el cargador rápido pueden aumentar las reservas.

Para resumir, Samsung ha hecho los deberes y tenemos con el S9+ una batería competente pero a la que le falta mejorar para ser de las mejores del mercado. No es su punto fuerte, pero tampoco es un punto flaco.

Software instalado

Pasar al software y el Galaxy S9 Plus viene precargado con Android 8 Oreo, que no es la última versión del sistema operativo móvil de Google. Eso no es sorprendente y tampoco es el hecho de que Samsung usa su propia interfaz.

Las cosas son más o menos las mismas que el año pasado con solo pequeños retoques, las cosas principales vienen dentro de la aplicación de la cámara que ya hemos detallado.

Samsung ha precargado el Galaxy S9 Plus con muchas aplicaciones pero nada demasiado molesto o intrusivo: son las selecciones habituales de Google y Microsoft, por lo que es probable que utilices la mayoría de ellas con regularidad. Todavía nos gustaría la posibilidad de desinstalarlos, no solo desactivarlos.

Los ajustes vienen en la forma de un nuevo modo de paisaje para que puedas continuar utilizando la interfaz a lo largo para explorar tus paneles de pantalla de inicio o tus aplicaciones. Un sistema de notificación significa que todavía verá lo que está sucediendo, pero de manera sutil en la parte superior.

Una nueva aplicación SmartThings es una manera ingeniosa, similar a las aplicaciones Google y Apple Home, para combinar múltiples aplicaciones en una sola. Significa que tienes un lugar para manejar todas las conexiones y funciones de otros dispositivos Samsung, como televisores.

Lo que más nos gusta del S9 Plus

  • Me encanta el diseño del terminal, lo estaría tocando y mirando todo el día.
  • Me gusta muchísimo el botón háptico de home integrado en la pantalla.
  • Me gustan los múltiples modos de desbloqueo, hacen que sea muy cómodo usar el móvil.
  • La pantalla me enamora y punto.
  • Su cámara de fotos es extraordinaria y para mi es motivo importante de compra en los smartphones actuales. Pese a que los controles sean complejos, es un camarón.
  • No me gusta que la interfaz me haga sentir inútil o que estoy infrautilizando mi móvil.
  • Samsung debe seguir mejorando la duración de la batería.
  • Bixby es una gran apuesta e idea, pero debe culminarse a la altura de lo que promete o presenta.
  • Pese a toda la potencia del procesador, memoria RAM y ROM, Samsung debe seguir optimizando la fluidez, y eso pasa porque la interfaz se aligere más aún y piense primero en el rendimiento y después en las funcionalidades.

¿Me compraría el Galaxy S9 Plus?

El Galaxy S9+ es un teléfono precioso y casi perfecto, que ofrece características y características premium en un diseño elegante y bien hecho. Existe el problema de que es muy similar a su predecesor, quizá demasiado, pero estamos contentos de que Samsung no haya dejado la toma de auriculares y haya introducido un notch.

Es fácilmente uno de los mejores teléfonos inteligentes que es estos momentos puedes conseguir a un precio mucho menor del precio oficial, pero una pregunta clave es si debes obtenerlo sobre el S9 . La respuesta es sí, pero solo si puede pagar el coste adicional, no importa el tamaño más grande y hará uso de las características adicionales, como la segunda cámara trasera.

Para todos aquellos que vienen de un S8 Plus, mi recomendación es que el cambio no merece la pena, ya que en estos momentos, el modelo del año pasado puedes encontrarlo a un precio espectacular, y a no ser que seas un auténtico apasionado de todos los productos nuevos que salen al mercado, no merece realmente la pena.

Eso sí, si no te importa el dinero, o la diferencia de precio con respecto al S8 o al S9 no es un problema, definitivamente el S9 Plus es recomendable sobre sus hermanos.

Hay cosas que mejorar como ya hemos detallado, pero ninguna es crítica, así que puedo afirmar que el S9+ es un móvil ganador, una compra segura y de calidad entre lo mejor de le telefonía de gama alta actual. Lo tiene todo, lo hace todo y enamora.

Si no quieres perderte ninguna oferta o estar informado de todas las noticias tecnológicas, síguenos en Facebook o en Twitter o si tienes instalado Telegram, en nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

[Review] Xiaomi Redmi 6 Pro: claves y características de un excelente gama media

Mi-6-Pro

El Xiaomi Redmi 6 Pro pertenece a la gama media de Xiaomi, alzándose como el mejor de ésta en un tamaño inferior a 6 pulgadas.

Con un diseño muy cuidado, una cámara de fotos que montan modelos más caros, y una batería de enorme duración. Se trata de la mejor opción en este rango de precios por debajo de las 6 pulgadas.

No aporta demasiadas novedades en lo que a características técnicas se refiere pero que trae una característica llamativa en su diseño: el notch.

Veamos las principales claves de este dispositivo y si merece la pena hacerse con uno de ellos.

1. El notch se estrena en la serie Redmi

Su diseño y el notch es sin duda uno de los puntos más destacados de este smartphone, ya que es el primero de la gama Redmi en apostar por este elemento.

Redmi 6 Pro pantalla

Tenemos un frontal que es una copia clara del iPhone X, y es que son muchos los terminales que han sucumbido al diseño planteado por Apple.

Redmi-6-Pro

Como sucede en muchos otros modelos, aunque en la parte superior del panel el notch permite que la pantalla esté más ceñida al borde, el marco inferior mantiene una anchura más amplia que nos hace preguntarnos si no hubiera sido más lógico mantener un marco de igual anchura arriba. Pero bueno, las tendencias y gustos de los consumidores se imponen en estos momentos.

2. Pantalla un poco más compacta y alargada

Una de las consecuencias del notch es que la pantalla se estira todavía un poco más y, en el caso del Redmi 6 Pro, se coloca en un formato 19:9. Sin embargo, ese extra de longitud se queda a los lados del notch, por lo que tampoco se puede aprovechar del mismo modo.


Xiaomi presenta el Mi 8 Pro con lector de huellas en pantalla


Con respecto al tamaño de pantalla, la diagonal se queda en 5,84 pulgadas, algo más comedida que otros modelos recientes de la gama Redmi como el Note 5 o el Redmi 5 Plus. La resolución es, como ya viene siendo costumbre, FullHD+.

Xiaomi Redmi 6 Pro

La pantalla ocupa casi el 80% del frontal, es uno de los terminales con más proporción de superficie de pantalla que existen

Los colores se ven vivos con altos contrastes, gran definición y buen brillo incluso en exteriores.

3. Rendimiento a la altura sin sorpresas

Xiaomi ha utilizado hasta la saciedad el Snapdragon 625No hay duda de que el procesador ha dado muy buenos resultados, pero a la firma china parece importarle poco que haya sido sucedido por modelos más recientes, ellos siguen fieles a su idilio.

Xiaomi Redmi 6 Pro

El Snapdragon 625 no es un chip demasiado especial, sobre todo habiendo transcurrido ya 19 meses desde que se presentase en sociedad, en febrero del pasado 2016. Un chip de ocho núcleos como otros tantos, construido en 14 nanómetros y con una potencia de reloj de 2Ghz, bastante común. Ni tan siquiera en la arquitectura de sus núcleos, Cortex A53, podemos encontrar algo que realmente lo haga destacable.

Actualmente está en el interior de 36 modelos y tenemos que remontarnos al Snapdragon 801, un chip que tuvo lanzamientos durante varios años, para dar con un procesador aún más popular que éste. Ni tan siquiera el Snapdragon 626, su versión overclockeada y con Bluetooth 4.2 ha logrado mínimamente su éxito.

Tal vez el éxito de este Snapdragon 625 se deba al equilibrio que ofrece, a las características que pone a servicio de los fabricantes por un, presumiblemente, bajo coste

Xiaomi Mi 6 Pro
Xiaomi hablando del Snapdragon 625 en la presentación del Xiaomi Mi A1

Con respecto a la memoria, el Redmi 6 Pro llega en dos versiones, una más completa con 64 GB de capacidad y 4 GB de RAM y una más básica con 32 GB y 3 GB de RAM.

4. La cámara doble ya es casi una obligación

Xiaomi sigue la misma línea de sus últimos gama media y vuelve a integrar la cámara doble trasera, colocada además en esa disposición vertical que, como el notch, tanto nos suena (hola Apple).

La configuración, al menos sobre el papel, es la misma que la que encontramos en modelos como el Redmi S2 o el Xiaomi Redmi Note 5.

Monta una doble cámara trasera formada por la Sony IMX486 de 12 Megapíxeles, más la Samsung S5K5E8 de 5 Megapíxeles para conseguir el efecto de fondo desenfocado. La cámara delantera es sencilla y tiene 5 Megapíxeles.

Mi 6 Pro

¿Y cómo es la calidad de las capturas? Las fotos de día con el Redmi 6 Pro salen increíbles, la calidad de las imágenes son de lo mejor que puedes ver a estos precios. Pero al caer la noche las fotos pierden definición, salen oscuras y con ruido, lo habitual en las cámaras de este rango de precios.

5. Capacidad de batería y sensores para los más exigentes

Xiaomi sigue apostando por integrar una batería de 4.000 mAh como han hecho en otros gama media. Sin duda una decisión más que acertada en favor de la tan a menudo maltratada autonomía.


Xiaomi se burla de los precios de los nuevos iPhones lanzando varios bundle


Proporciona una duración de hasta 2 días de autonomía dándole un uso normal, con más de 10 horas de pantalla, una barbaridad.

En el apartado de sensores también es muy completo. Tiene el lector de huellas digitales en la parte trasera, y como siempre en Xiaomi es rápido, preciso y no suele dar fallos.

También trae desbloqueo facial, para desbloquearlo con tu cara y no tener que meter PIN ni buscar el lector de huellas. Simplemente al encender la pantalla te reconoce la cara y se desbloquea.

Xiaomi Redmi 6 Pro

También vienen sensores para aplicaciones de realidad aumentada, realidad virtual y aplicaciones deportivas y de geolocalización, como giroscopio, acelerómetro y brújula.

6. Android 8.1 y MIUI 10

Cerramos con el software, donde Xiaomi apuesta por otorgar un plus extra a este modelo.

Mientras la serie Redmi cuenta con MIUI 9, el Redmi 6 Pro se sube al carro de MIUI 10 como ya vimos con el Mi 8, a la venta hace varias semanas.

En la parte de Android contamos con Android 8.1 Oreo, la versión más actual, por lo que nada se le puede reprochar a este modelo en términos de software. Ahora queda esperar a que llegue a más mercados ya que, de momento sólo ha salido en China.

Precio y dónde comprar el Mi 6 Pro

El Redmi 6 Pro está disponible en una gran variedad de colores. Lo tenemos en dorado, rosado, azul, negro y rojo intenso.

Los precios oficiales del Redmi 6 Pro son los siguientes:

  • Redmi 6 Pro (3 / 32 GB): 999 Yuan (unos 131 euros).
  • Redmi 6 Pro (4 / 32 GB): 1199 Yuan (unos 158 euros).
  • Redmi 6 Pro (4 / 64 GB): 1299 Yuan (unos 171 euros).

Para hacerte con uno, puedes recurrir a importadores internacionales como Geekbuying o TekniSTORE. Otra buena opción es MiEspaña, que cuenta con 2 años de garantía, y eso es toda una ventaja. También recomendamos TuXiaomi, que cuenta con talleres de reparación en Barcelona.

Conclusiones sobre el Redmi 6 Pro

Sabiendo ya todo lo que hemos comentado… ¿Sería una buena compra? Creemos que sí.

Como PROS podemos citar el diseño, la baterías, las cámaras y la relación calidad/precio. En sus CONTRAS tenemos ausencias que pueden ser importante para algunos compradores, como la ausencia de NFC o la resistencia al agua. Tampoco nos gusta que aún cuente con micro USB, a estas alturas el USB-C es ya una generalidad.

Si no te importan demasiados sus ausencias, y teniendo en cuenta el resto de características, podemos decir que es un dispositivo más que recomendable y con una relación calidad/precio difícil de superar por otras marcas.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

Huawei P20 Lite, review de un gama media que se va a convertir en un superventas

Además de los nuevos Huawei P20 y P20 Pro, el fabricante chino también presentó en París el Huawei P20 Lite, un gama media con la estética del buque insignia pero características más humildes.

Lo primero que llama la atención del nuevo P20 Lite es la incorporación del popular notch, una tendencia que casi todos los fabricantes están adoptando y donde Huawei no solo lo añade a su gama alta, también a este gama media premium que se sitúa por encima del Huawei P Smart y llega a un tipo de clientes que buscan un diseño bonito a un precio contenido.


Descarga los fondos de pantalla predeterminados del Huawei P20 en resolución completa


Además de ofrecernos un cuerpo de tamaño contenido, tenemos una cubierta de cristal en la parte de detrás que proporciona un diseño «que entra por los ojos«. Es difícil no sentirse atraído por sus proporciones, que lo convierten en un dispositivo realmente elegante.

Pero no solo es diseño. A esto habrá que añadirle una buena cantidad de memoria, almacenamiento y cámara doble.

Especificaciones del Huawei P20 Lite

El Huawei P20 Lite es un móvil con un panel LCD de 5,84 pulgadas y resolución 2.244 x 1080 píxeles, lo que equivale a FullHD+ en el poco habitual formato 18,7:9. Un panel ligeramente más largo que los 18:9 para incorporar ese notch superior que proporciona una pantalla algo más grande en un cuerpo del mismo tamaño.

El HiSilicon Kirin 659 es el procesador elegido por Huawei para este P20 Lite. Cuenta con 2- Cortex A53 con 4 núcleos a 2.36 GHz de velocidad, Cortex A53 con 4 núcleos a 1.7 GHz de velocidad y su GPU es ARM Mali-T830MP3 A nivel de almacenamiento, cuenta con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de memoria interna. Puedes ampliar a través de tarjeta microSD. Dicha ampliación puede llegar a los 512 GB, así que… ¡Tendrás almacenamiento casi infinito!

huawei p20 lite

La cubierta trasera del P20 Lite es de cristal líquido y proporciona un aspecto muy cuidado. En el inferior encontramos puerto USB tipo C mientras que el lector de huellas está en la parte de atrás.

huawei p20 lite

El apartado fotográfico del Huawei P20 Lite no se acerca ni de lejos a sus hermanos mayores, el P20 o P20 Pro. En la parte trasera se añade una cámara doble con un sensor principal de 16 megapíxeles RGB y uno secundario de dos megapíxeles para lograr el popular efecto bokeh. La apertura es f/2.2 y también contamos con autofocus y flash dualLED.

Por su parte, en el frontal encontramos una cámara de 16 Megapíxeles y apertura f/2.0 para selfies. Un sensor que encontraremos en el notch y nos servirá además para desbloquearlo con nuestro rostro.

Conectividad del Huawei P20 Lite

Es compatible con las redes 4G en España. Este modelo no cuenta con NFC. Ofrece soporte para WiFi de tipo 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, DLNA, WiFi Direct, hotspot y Bluetooth 4.2, A2DP, LE, aptX.

Para traspasar archivos entre el smartphone y el ordenador u otros dispositivos podemos utilizar el conector USB-C. El P20 Lite es dual SIM así que podemos utilizarlo con dos tarjetas teléfonicas con números distintos. Además tiene Acelerómetro.


Comparativa en la gama alta de Huawei: P20 vs P10


La batería es de 3.000 mAh en el que se incluye un cargador de 9V/2A para cargarlo rápidamente.

Huawei P20 Lite

En cuanto al apartado del software, aquí Huawei no nos ofrece grandes sorpresas. Encontraremos Android 8.0 Oreo y su capa de personalización EMUI 8.0.

Versiones y precio del Huawei P20 Lite

El Huawei P20 Lite ya está disponible en colores negro, azul, dorado y rosado en mercados seleccionados a un precio de 369 euros. ¿Dónde puedes comprarlo? Nuestra propuesta pasa por Amazon España, garantía y y precio insuperable.

Si buscas un móvil que siga las últimas tendencias en cuanto a diseño, cámara y pantalla sin gastarte más de la cuenta, se convierte en una excelente opción. La principal diferencia con sus hermanos mayores la marca la captura de imágenes, pero claro, ya hablamos de otra liga, donde los precios se disparan por encima de los 600 euros para el P20 y casi 900 euros para el P20 Pro.

¿Merece la pena gastar ese dinero? Todo depende del tipo de usario que seas y del uso que le das al dispositivo, pero si no buscas la excelencia en fotografía, te recomendamos que le eches un vistazo a este P20 Lite, porque estamos convencidos de que te va a gustar, y mucho. ¡El color azul es nuestro preferido!

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

[Review completa] Samsung Galaxy A9: un mes conviviendo con 4 cámaras

Samsung-Galaxy-A9

Sí, son 4 cámaras, el Samsung Galaxy A9 cuenta con cuatro cámaras traseras. Sí, has leído bien… 1, 2, 3 y 4 sensores apilados formando una fila. Es la primera vez en el mundo y, si bien puede parecer excesivo, Samsung cree que este añadido de hardware permite obtener mejores capturas.

La firma surcoreana asegura que su teléfono intelegente está «optimizado para Instagram«, lo que nos permite dilucidar a quién está dirigido este dispositivo: adultos jóvenes donde la experiencia de la cámara es decisiva y las redes sociales son un ritual diario. Pero… 4 cámaras… ¿Más siempre es mejor? Le desvelaremos.

¿Qué nos vamos a encontrar en el Galaxy A9?

Aunque la configuración de cámaras es lo que más llama la atención, también debemos considerar el resto de especificaciones. La pantalla se alarga hasta alcanzar las 6,3 pulgadas, la memoria RAM llega hasta los 6 GB, y su almacenamiento no tiene fin, 128 GB (más ranura microSD). La batería es para tener en cuenta, alcanzando los 3.800 mAh.

Diseño premium con llamativo degradado

Cuenta con un diseño que centrará todas las miradas, con marco de metal y una parte delantera y trasera de vidrio, asegurando que el teléfono se sienta y se vea bien.

Se curva en los laterales para engarzarse en un marco metálico del mismo tono de azul que muestra la parte inferior de la trasera, recorriendo todo el perímetro del terminal.

El diseño se ha actualizado y ha quedado moderno, atractivo y bien construido

Las líneas suaves y redondeadas del borde metálico y la curvatura de los laterales traseros hacen que sea cómodo de sostener.

Se encuentra disponible en tres colores, aunque hemos tenido la oportunidad de probar el color azul limonado, que cuenta con atractiva mezcla de tonos que recuerda los acabamos más elegantes del Huawei P20 y P20 Pro.

Está disponible en Caviar Black, Lemonade Blue y Bubblegum Pink.

Si prefieres un color más discreto, también cuentas con el negro caviar que no desentonará con nada.

Está bien construido y da la sensación de que los materiales son de calidad 

Las dimensiones nos dan una idea de que es un teléfono que impone, con un tamaño de los que «ahora se lleva»: 162,5 x 77 x 7,8 mm, gracias en parte a su pantalla de 6,3 pulgadas, siendo un poco más alto y ancho que el Samsung Galaxy Note 9, pero también más ligero, con un peso de 183 gramos, lo que no evita que sea un dispositivo grande en la mano, aunque no se siente dominante.

La parte trasera es muy llamativa, pero el vidrio no proporciona mucho agarre, por lo que te aconsejamos una funda para tu tranquilidad, además de que es un imán para las huellas digitales.

El escáner de huellas dactilares montado en la parte trasera cae bien debajo del índice, mientras que las teclas de encendido/bloqueo y volumen de la derecha se pueden golpear con relativa facilidad si tienes las manos grandes.

Si giras hacia el lado izquierdo del Samsung Galaxy A9, encontrarás otro botón físico: el botón de Bixby de Samsung. Esta tecla lanza el asistente inteligente de Samsung, y aunque no sea del gusto de todos, su inclusión en un dispositivo no emblemático es otro ejemplo de cómo Samsung cuida sus productos y filtra su tecnología de primer nivel a una serie, la A, que está por debajo de la serie S.

Pantalla del Galaxy A9

De primer nivel, es lo primero que se me ocurre decir. Incluye una pantalla Super AMOLED Full HD+ que es brillante, clara y colorida. Si bien su resolución de 1080 x 2220 no lleva al nivel del Galaxy S10 o Note 9, por su precio es difícil encontrar competidores en ese rango de precios que lo hagan mejor. Esta resolución muestra detalle suficiente para tener una buena experiencia con la lectura y la visualización de cualquier contenido, y con la ventaja de requerir un menor consumo que otras mayores.

El panel es exquisito y es un AMOLED tremendo que podría plantarle cara a varios gama alta premium. Predomina la simetría de un diseño de pantalla que ocupa el 80,5% de su parte delantera.

La pantalla viene algo fría de fábrica, pero podemos ajustar la temperatura y el matiz de color con las opciones que hay en el apartado de pantalla de los ajustes generales, así que no es un problema.

El diseño de pantalla infinita de Samsung aquí no es tan completo, con bordes ligeramente más gruesos alrededor del dispositivo. Es de esperar teniendo en cuenta el precio, pero hay muuucha pantalla para disfrutar, y no hay notch, lo que va a complacer a muchos usuarios.

Cámara, no perdón, cámaras

Sin duda alguna es el principal atractivo de este modelo: 4 cámaras en la parte posterior del teléfono.

La cámara principal nos llega con un sensor de 24 Megapíxeles, que es la opción predeterminada en el modo automático, y que nos dará el mejor rendimiento en condiciones de poca luz.

La siguiente es una lente gran angular de 120 grados y 8 Megapíxeles, que te permite obtener más en cada toma, a la que le sigue una cámara de detección de profundidad de 5 Megapíxeles que recopila datos utilizados en el modo de desenfoque de fondo Live Focus de Samsung.

Y aún hay más claro. Un teleobjetivo de 10 Megapíxeles que proporciona un zoom óptico de 2x sobre la cámara principal, lo que le permite acercarse a la acción.

Durante nuestro mes de periodo de prueba con el Samsung Galaxy A9, encontramos que la cámara principal era generalmente buena. La aplicación cuenta con infinidad de opciones, pero el modo Automático probablemente será el modo más utilizado.

Para seleccionar el modo de enfoque en vivo para tomar imágenes con efecto Bokeh (fondo borroso), se utilizan las cámaras de detección de profundidad primaria de 24 Megapíxeles y el sensor de 5 Megapíxeles.

El efecto bokeh está perfectamente conseguido, y se puede graduar en intensidad.

Sin embargo, puedes cambiar entre las cámaras principal, de zoom y de gran angular de una manera muy sencilla desde el modo automático.

Foto en interior. Los colores se muestran con mucha intensidad.

Aparece un pequeño mensaje en pantalla en el área del visor, que nos permite tocar entre las tres opciones, acercarse a la acción o ampliar el campo de visión para que se ajuste más.

Como os podéis imaginar, cada foto puede retocarse con una gran cantidad de filtros, que darán un nuevo aspecto a todas nuestras capturas. Entre los modos automáticos y semi automáticos destacan el modo Belleza y el Enfoque automático que están especialmente orientados al retrato. En el primero de ellos puedes aplicar algunas modificaciones al perfil de la cara, corregir las imperfecciones e incluso cambiar muy ligeramente el entorno de iluminación.

Os mostramos algunas capturas realizadas con el dispositivo:

Las fotos capturadas a paisajes se muestran con una gran belleza, pero no se aprecia el nivel de detalle de sus hermanos Galaxy Note 9 o el Galaxy S9 Plus.
Imagen capturada aplicando zoom.
Foto al atardecer.
Nos quedamos con ganas de más en fotos nocturnas.
Foto panorámica de 360º.

En definitiva, las cámaras ofrecen una calidad destacable en buenas condiciones lumínicas, pero que se queda en correcta cuando empieza a escasear la luz.

Lo que no se le puede negar al Samsung Galaxy A9 es su versatilidad en ese campo, que le permite tomar tanto la foto de un paisaje o monumento enorme con su gran angular, como captar el mínimo detalle en modo macro con su zoom 2x. Eso sí, como os comentamos, siempre que las condiciones de luz le sean favorables.

Quizás esperábamos más de las ópticas, y algunos podrían pensar que su reclamo es puro marqueting, pero este dispositivo hay que entenderlo en el contexto de un gama media con un diseño premium. No viene a desbancar a rivales tan consolidados en fotografía como el P20 Pro, el iPhone XS Max o el Galaxy S9 Plus. Es una buena opción dentro de su gama, pero hay rivales más fuertes en el apartado fotográfico.

Rendimiento del Galaxy A9

Cuenta con un chip Qualcomm Snapdragon 660 de ocho núcleos y 6 GB de RAM, lo que proporciona mucho poder, pero hay que entender que a pesar de todas sus especificaciones y su diseño de lujo, al final no es un gama alta, porque eso lo decide el procesador.

No es un equipo ideal para juegos con mucha carga como Fortnite

Destaca el excelente trabajo de disipación del Galaxy A9 en el que, incluso tras varios minutos jugando de forma intensiva, no se aprecia más que un leve aumento de temperatura en la trasera del terminal. De esta forma se elimina de un plumazo el riesgo de pérdida de rendimiento a causa del exceso de temperatura (Thermal Throttling).

Redes sociales, aplicaciones de mensajería, incluso ir varias veces con doble tarea no le sacan una gota de sudor a este equipo, pero sí podría verse afectado con el paso del tiempo y, por ejemplo, con una app que consume demasiados recursos como la de Facebook.

Android se ejecuta sin problemas en el Galaxy A9, aunque todavía con Android 8 Oreo, ya que estamos esperando la llegada de Android 9 Pie, ya que Samsung está trabajando en adaptar la plataforma a su propia interfaz.

La omnipresente capa de personalización Samsung Experience 9.0 basada en Android 8.0 cosechará seguidores y detractores a partes iguales. En el apartado positivo, podemos decir que aporta numerosos ajustes y opciones adicionales que mejoran la experiencia de uso del terminal.

El rendimiento en líneas generales es muy bueno, con unos tiempos de carga muy rápidos y sin ningún tipo de lag

En cuanto al almacenamiento, no nos podemos quejar, ya que incorpora 128 GB, pero si consideras que no es suficiente, podrás ampliar hasta los 512 GB con tarjetas microSD.

El apartado de conectividad no prescinde del 4G LTE Cat. 9, WiFi ac, Bluetooth 5.0 de bajo consumo, NFC, USB Tipo C –en la parte inferior-, ANT+, GPS, GLONASS, Galileo y Beidou. 

Audio, sin novedades en el frente

Para la salida del sonido de timbres y multimedia tenemos un altavoz en la parte inferior, al lado del USB tipo C (además del auricular para las llamadas). No busques salida estéreo (ya que el auricular es para llamadas únicamente), pero sí con minijack de 3,5 milímetros, aún siendo más delgado que el Samsung Galaxy S9+ (también con él).

Volumen le sobra, porque hemos registrado máximos por encima de los 120 decibelios

Cuenta con un sonido de calidad media, aceptable para el rango al que pertenece el terminal, si bien podría tener mayor rango dinámico y más bajos. A volumen moderado, la calidad de sonido que ofrece este altavoz es correcta, pero si lo llevamos al límite, a pesar de no mostrar grandes distorsiones a un volumen considerable, sí ofrece un sonido bastante plano y carente de profundidad.

Donde gana enteros en el uso de auriculares, ya que el Samsung Galaxy A9 permite activar las funciones Dolby Atmos y el sistema de ecualización, con lo cual el sonido mejora en cuanto a calidad y profundidad, pero sin llegar a poder considerarse como un móvil especialmente recomendado para audiófilos.

Seguridad: dos opciones


Protección personalizada

Podrás desbloquear tu móvil al instante con solo enfocar tu cara. Con la tecnología de reconocimiento facial evitarás que tus datos personales caigan en manos equivocadas. Además, con Samsung toda tu información y tus apps estarán a salvo.

En buenas condiciones de luz, no tendrás ningún problema en el desbloqueo, eso sí, no esperes la eficacia del iPhone XS o XS Max, porque en este terreno iOS está mucho más avanzado que Android.


Protección al alcance de tus dedos

Lo clásico. Galaxy A9 te ofrece un sensor de huella dactilar fiable con el que podrás iniciar sesión en distintas webs y apps en un abrir y cerrar de ojos, para que realices multitarea de forma totalmente fluida.

Batería, por supuesto, con carga rápida

En nuestras pruebas hemos obtenido muy buenos resultados. Cuenta con una batería de 3800 mAh, que es mayor que la del Galaxy S9 y el Galaxy S9 Plus, aunque inferior al Galaxy S10.

La autonomía media de un día son unas 13 horas de actividad y 4 horas y 15 minutos de pantalla encendida. 

No se incluye ninguna carga inalámbrica, pero el Galaxy A9 admite carga rápida, lo que nos permite cargar la batería rápidamente si se está agotando. Cuenta con USB tipo C, y con el móvil se incluye un adaptador de carga rápida con el que se logra un tiempo de carga aproximado de 1 hora y 45 minutos (de 0 a 100% con el smartphone apagado). 

Galaxy A9 bateria

Si conectamos auriculares vamos a poder jugar algo más con alguna de las características del sonido, más allá de la dinámica. Podremos activar el Dolby Atmos, que da algo más de profundidad al sonido, lo cual no permite la activación del efecto auditorio y del amplificador de tubo Pro.

¿Por qué comprar el Galaxy A9?

Hemos dicho muchas cosas buenas del terminal. No llega a ser un tope de gama como sus hermanos de la gama S, pero Samsung ha presentado una propuesta que se le acerca sin que su precio sea una locura.

Sus cámaras ultra gran angular, teleobjetivo, cámara normal de 24 Megapíxeles y cámara de profundidad te ayudan a conseguir fotografías con un bello resultado.

La pantalla ralla a un excelente nivel, y si todo esto lo aderezamos con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, tenemos un cóctel muy apetecible.

Lo que más nos gusta del Galaxy A9

  • Me encanta el diseño del terminal, sobre todo la parte trasera. Cuando algún amigo o amiga te lo vea, te va a preguntar sí o sí qué modelo es.
  • La pantalla cuenta con un buen nivel, es una pantalla AMOLED.
  • Se agradece mucho el poder usar un sensor u otro en función de nuestras necesidades.
  • Mucha RAM y almacenamiento (128 GB), algo que debería venir de serie ya en muchos terminales en este rango de precios.
  • Su precio actual lo coloca en una posición ideal para competir con otras opciones.
  • Refrigeración muy eficiente.
  • Experiencia de uso a diario realmente buena.
  • La tecnología de carga rápida que incorpora el teléfono nos permite alcanzar la mitad de la carga en poco más de media hora, más que suficiente para atravesar el día entero con un uso no demasiado intensivo. 
  • Pago por NFC.

¿Qué mejoraría en el Galaxy A9?

  • Pese a toda la potencia del procesador, memoria RAM y ROM, Samsung debe seguir optimizando la fluidez, y eso pasa porque la interfaz se aligere más aún y piense primero en el rendimiento y después en las funcionalidades. El software puede llegar a ser un lastre en la experiencia de usuario, ya sea por una falta de optimización o por la recargada interfaz que se ejecuta sobre Android 8.
  • El procesado de las fotografías puede decepcionarte un poco. No es que sea malo, pero esperábamos más. Sufre en condiciones con poca luminosidad, aunque también puedes pensar en toda la versatilidad que te dan las cuatro cámaras.
  • Los altavoces estéreo son una necesidad en este rango de precios. No nos conformamos con un único altavoz, queremos más.
  • Las huellas en su parte trasera son inevitables.
  • No cuenta con certificación IP ni carga inalámbrica.

Veredicto final

Una experiencia bastante completa y diseño premium en lo que puede considerarse la gama media/alta de Samsung.

La pantalla nos da buena experiencia en la visualización de contenido de cualquier tipo, una autonomía decente, buena construcción y una buena dosis de memoria RAM. Suponemos que la actualización a Android 9 no tardará en llegar, porque eso le daría otro punto más.

En definitiva, el Galaxy A9 tiene una cámara con muchas posibilidades, presume de un diseño muy atractivo, cuenta con una buena pantalla, rinde con fluidez… y ahora mismo su precio es muy, pero que muy atractivo, ya que puedes hacerte con uno por 399 euros desde Amazon España.

Recordamos que su precio oficial en Europa es de 599 euros, así que con un descuento del 33%, no busques más si te ha convencido esta propuesta. Si tienes el dinero y no tienes ganas de gastar casi mil euros por un gama alta o premium, probablemente esta sea tu mejor opción.

Más informaciónSamsung

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

[Review completa] Samsung Galaxy M20: dos semanas conviviendo con él

Ponemos a prueba el Samsung Galaxy M20 durante dos semanas, para ver si sus cámaras, batería, y demás características técnicas merecen la pena y son capaces de reconquistar el mercado de los móviles de gama media, tan competitivo. ¿Merece la pena el M20? Os lo contamos.

Samsung se dió cuenta en el 2019 que la gama de entrada y la gama media es muy importante cuidarla. El gigante surcoreano ha centralizado esfuerzos para hacer más competitivo su catálogo después del impacto que han tenido marcas como Huawei y Xiaomi con dispositivos muy interesantes a precio comedidos, dejando como resultado el terminal que hoy nos ocupa, el Samsung Galaxy M20.

S es para los buques insignia, A es el nivel medio, M es el nivel de entrada: este parece ser el nuevo orden de cosas de Samsung.

Un giro bastante importante, teniendo en cuenta la trayectoria de la compañía en generaciones pasadas, a las que se les empezaba a exigir más para adaptarse al compás que marcaba la competencia.

Esta alternativa viene a ofrecer al usuario más prototípico ese móvil que cumple en prácticamente todos los aspectos, y que se adapta al presupuesto esperado en la gama media-baja.

Se trata de una apuesta clara por la autonomía y la versatilidad fotográfica, a la conquista de un consumidor cada vez más exigente. ¿Habrá logrado Samsung dar con la tecla en este sector tan competitivo? Ya te adelantamos que, como mínimo, no van desencaminados.

Samsung Galaxy M20, especificaciones técnicas

SAMSUNG GALAXY M20
DIMENSIONES156.6 x 74.5 x 8.8 mm
186 gramos
PANTALLAIPS/LCD 6,3 pulgadas (19,5:9)
Resolución FullHD+
2.340 x 1.080 píxeles
PROCESADORExynos 7904 a 1,8GHz
GPU Mali G71 MP2
MEMORIA RAM3GB / 4GB
ALMACENAMIENTO INTERNO32GB / 64GB
CÁMARA TRASERA13 megapíxeles f/1.9
5 megapíxeles f/2.2 súper gran angular
CÁMARA DELANTERA8 megapíxeles f/2
SOFTWAREAndroid 8.1 Oreo con Samsung Experience 9.5
BATERÍA5.000 mAh
Carga rápida
OTROSDual SIM 4G
Jack de 3,5mm
WiFi
USB C 2.0
Desbloqueo facial y lector de huellas trasero
PRECIO229 euros

Diseño: apuesta por el plástico

Sobrio, pero moderno. La parte trasera del Samsung Galaxy M20 se olvida del cristal, y también del aluminio. Su fabricación se ve protagonizada por el plástico, material resistente, aunque bastante resbaladizo en este caso.

La serie M no hace ningún reclamo por la construcción de lujo; por el contrario, la asequibilidad es la clave aquí.

Pese a la falta de gripes un terminal cómodo de utilizar con una mano, siendo bastante estrecho (gracias a su formato 19.5:9) y no tan largo como pudiéramos esperar de un terminal con su diagonal de pantalla. Por otro lado, las huellas no quedan excesivamente marcadas.

Tampoco hay muchas opciones en términos de colores: Azul Océano de nuestra unidad de revisión o el Negro Carbón que es tan atractivo como el nombre.

No es necesario mirar de cerca para detectar las cámaras: los dos módulos están detrás de una ventana compartida en la esquina superior izquierda. El sensor principal está en la parte inferior, la parte superior es para el sensor con disparo ultra ancho, acompañada de un flash debajo de ellos.

La cámara de fotos apenas sobresale. Algo de agradecer en un mercado en el que sus rivales suelen contar con cámaras algo más voluminosas.

Una de las principales ventajas del Galaxy M20 sobre el Galaxy M10 es el lector de huellas digitales situado en la parte posterior. Tiene forma ovalada en lugar de circular, pero aunque la forma no es tan importante, la ubicación relativamente alta podría ser un problema para aquellos con dedos más cortos. Te acostumbrarás al estiramiento necesario después de un uso suficiente, pero una posición un poco más baja ciertamente habría ayudado. ¿Quizás la batería se interpuso?

Otras mejoras a tener en cuenta en la parte inferior del Galaxy M20 cuando se compara con el M10 es el puerto USB-C: el M10 quedó en el pasado en este aspecto, el M20 se mantiene al día. Por supuesto, el conector de 3.5 mm permanece, y el micrófono primario completa la lista de cosas que se encuentran por aquí.

En el lateral del terminal encontramos un marco del mismo material que la parte trasera, y en cuya parte derecha (mirando el terminal de frente), encontramos los botones de subir y bajar volumen, encima del botón de encendido. Dicha botonera es bastante sólida, no baila en exceso, y ofrece una buena sensación al pulsar.

El frontal de este Samsung Galaxy M20 es digno de un terminal de precio más elevado. El aprovechamiento frontal está muy conseguido.

Bordes aprovechados (un 83.6%, ni más, ni menos), notch de gota y formato 19.5:9 para su pantalla. El Samsung Galaxy M20 sigue el diseño de una gran cantidad de terminales en este 2019 en su parte frontal, un ejercicio de diseño que nos ha gustado. No encontramos un LED de notificación, lo que dista mucho de ser ideal, pero la falta de un sensor de luz ambiental es lo que realmente menos nos guste. Solo hay un sensor de proximidad a la izquierda de la cámara selfie y eso es todo.

Como todo teléfono Android con marcos reducidos, encontramos una barbilla en la parte inferior. Si bien es apreciable a simple vista, no es tan desproporcionada como la de algunos de sus rivales directos.

SAMSUNG GALAXY M20XIAOMI MI A2 LITEHUAWEI P SMART+MOTO G7 PLUSSONY XPERIA 10REDMI NOTE 7
Pantalla6,2″5,84″5,9″6,2″6,0″6,3″
Porcentaje frontal83.6%77.4%82.2%81,4%79,4%81,4%
Dimensiones156.4 x 74.5 x 8.8 mm158.7 x 75.4 x 7.3 mm157.6 x 75.2 x 7.6 mm157 x 75.3 x 8.3 mm155.7 x 68.0 x 8.4mm159.2 x 75.2 x 8.1 mm
Peso186g168 g169 g176 g162 g186 g
Batería5.000mAh4.000 mAh3.340 mAh3.000 mAh2.870 mAh4.000 mAh

Comparándolo con algunos de sus rivales, vemos que el precio a pagar por tener 5.000 mAh es el de contar con cierto grosor.

El Redmi Note 7 es unos milímetros más alto, pero es 0,7 mm más delgado, aunque debemos tener en cuenta que también tiene una batería más pequeña de 4.000 mAh. Es precisamente tan pesado como el Galaxy M20, con un peso de 186 gramos. El Moto G7 Power es un 7 gramos insignificante más pesado, pero también es el más grueso del grupo con su cintura de 9,3 mm.

El Samsung Galaxy M20 se acerca peligrosamente a los 9 mm, algo comprensible en un terminal con tamaña batería. Dejando a un lado este apartado, el alto del terminal está bastante conseguido, resultando en un buen ejercicio de compactación.

El Galaxy M30 es 0,7 mm más delgado con la misma capacidad de batería, pero se sabe que las pantallas AMOLED son más delgadas.

En resumidas palabras, el Samsung Galaxy M20 es la viva imagen de un móvil económico. No se apuesta por los materiales premium, mecanismos deslizables ni demás «lujos». Plástico, formato estrecho y el grosor requerido para que quepa una batería enorme.

Pantalla Infinity V de 6.3 pulgadas

El Samsung Galaxy M20 está equipado con una pantalla de 6.3 pulgadas que tiene notch para la cámara selfie, de ahí la marca Infinity V. 

Comparte la forma de la muesca con el M10 más pequeño de 6,22 pulgadas, pero el M30 más grande, 6.4 pulgadas con Infinity U.

La pantalla del M30 es Super AMOLED, por lo que están debidamente segmentados, la serie M.

La interpretación de color en este Samsung Galaxy M20 es correcta, con unos tonos bastante realistas, y una ligera tendencia hacia azul.

En este terminal no encontramos forma de ajustar el color o la temperatura en los ajustes, por lo que hemos de conservar la configuración inicial.

El panel del Samsung Galaxy M20 sorprende por su buen nivel de brillo y su nitidez.

La pantalla responde de forma rápida, y no nos pone trabas al intentar escribir rápido o realizar acciones que requieran algo de premura.

La visibilidad al aire libre es decente para un LCD de rango medio, aunque es mejor evitar la luz solar directa. 

Al contar con tecnología IPS no encontramos demasiada variación entre los colores al cambiar los ángulos de visión, algo que es de agradecer.

Sonido justo y correcto

El Samsung Galaxy M20 conserva el jack de auriculares, algo que seguramente será del agrado de muchos usuarios, y que demuestra que es posible apostar por grandes amperajes sin renunciar a la batería.

Encontramos un único altavoz en su parte inferior, cuyo sonido es correcto y con ligera distorsión al subir el volumen al máximo. En nuestras pruebas, el terminal ha alcanzado los 70 db, cifra dentro de las puntuaciones típicas que solemos ver en este rango de precio. Es bastante fácil acabar tapando el altavoz, incluso aunque hagamos esfuerzos por evitarlo.

Prueba de altavozVoz, dBRuido rosa / Música, dBTeléfono sonando , dBPuntuación general
Motorola Moto G6 Play62,668,071,0Promedio
Samsung Galaxy M2067,066,868,6Promedio
Huawei Y7 Prime (2018)64,970,571,9Promedio
Realme U168,673,472,4Bueno
Samsung Galaxy M1066,271,780,0Bueno
Realme 366,071,881,2Bueno
Moto G7 Play66,674,481,8Muy bien
Sony Xperia L370,973,381,9Muy bien
Oppo F971,774,481,6Muy bien
Huawei P Smart 201969,573,686,0Excelente
Nokia 7.175,676,081,1Excelente
Moto G7 Power75,875,282,5Excelente

La principal pega es su ubicación, que nos lleva a taparlo con extrema facilidad a la mínima que giramos el móvil de forma horizontal. Es algo complicado evitar que esto suceda, al caer el altavoz justo en el dedo índice.

Rendimiento suficiente para el día a día, pero mejorable

De un terminal de poco más de 200 euros no podemos esperar un rendimiento supremo. No obstante, el procesador Samsung Exynos 7904 acompañado de una GPU Mali-671 de dos núcleos no es la apuesta más ambiciosa para con la fuerza bruta. Las pruebas sintéticas lo sitúan por encima del Snapdragon 630 y por debajo del Snapdragon 660.

La CPU tiene ocho núcleos en una configuración 2 + 6: 2xCortex-A73 a 1.8GHz (2.2GHz en el 7885) y 6xCortex-A53 a 1.6GHz. La GPU es Mali-G71 MP2.

Sea por la capa de Samsung o por la falta de optimización del SoC, el rendimiento es algo inferior a lo esperado. Pese a lo que indican los benchmarks, bien por falta de optimización del SoC o por el peso de la ROM, el Samsung Galaxy M20 no brilla por su rendimiento

Tradicionalmente, Samsung ha apostado por los procesadores Exynos en Europa. No obstante empezamos a encontrar alternativas con Qualcomm en su catálogo, y a este M20 no le hubiera venido nada mal. Es de agradecer, eso sí, la inclusión de 4 GB de memoria RAM. Samsung Experience demanda recursos, y con esta configuración de RAM hemos logrado evitar aplicaciones que recargan, cierres y demás.

Asimismo, son bienvenidos también los 64 GB de nuestra unidad, que nos han permitido descargar títulos pesados sin mayor problema.

SAMSUNG GALAXY M20XIAOMI MI A2REDMI NOTE 7NOKIA 7.1SONY XPERIA 10HONOR 10 LITE
PROCESADORSamsung Exynos 7904Qualcomm Snapdragon 625Qualcomm Snapdragon 660Qualcomm Snapdragon 636Snapdragon 630Kirin 710
RAM4 GB3 GB4 GB4 GB3 GB4 GB
ANTUTU108.24278.316147.046116.98289.130138.500
GEEKBENCH 4 (SINGLE/MULTI)1310/4031864/4.3041.627/5.8231.341/4.943837/3.762912 / 3.489

La experiencia de uso con este Samsung Galaxy M20 es correcta, aunque los tiempos de carga de las aplicaciones son algo elevados. No hablamos de juegos o apps pesadas, Twitter, WhatsApp, Gmail o las propias aplicaciones nativas de Samsung demoran en abrir más de lo común en esta gama, aunque no llega a ser algo alarmante.El Samsung Galaxy M20 mueve lo que le eches. A su ritmo, pero sin cierres ni redibujados

En juegos pesados como PUBG Mobile, el terminal configura el Battle Royale en una configuración de gráficos medios. No obstante, si no queremos una fiesta de lagserá recomendable dejarlos prácticamente al mínimo, configuración en la que se encontrará más cómodo. Alternativas como Brawl Stars, si bien tardan algo en cargar, son totalmente jugables con buenas tasas de FPS. Sea como fuere, siempre y cuando tengamos en cuenta las características del terminal, podremos jugar de forma casual sin demasiado problema.

El rendimiento del lector de huellas es algo lento e impreciso, algo que sumado a la poca ergonomía del mismo nos hace olvidarnos prácticamente de este método de desbloqueo, en pos del reconocimiento facial. Este, por el contrario, funciona bastante bien, siempre que las condiciones lumínicas acompañen. Si el sol hace acto de presencia, el desbloqueo es prácticamente instantáneo. Si las condiciones de luz son algo desfavorables, tardará un par de segundos.

En lo que a conectividad se refiere, contamos con NFC, radio FM, Bluetooh, Dual SIM, capacidad para tarjetas microSD… Al Samsung Galaxy M20 no le falta de nada, al menos en este aspecto.

Autonomía de 5.000 mAh, pocos le superan en este apartado

Los dos días de autonomía son una realidad con este Samsung Galaxy M20.

All in a la batería, sin miedos. El Samsung Galaxy M20 cuenta con una pila de 5000 mAh cuyo rendimiento es sobresaliente. Con uso ligero hemos superado las 6 horas de pantalla en tres días, y si le damos un uso más intenso y continuado, no nos es difícil pasar de las 10 horas de pantalla.

El consumo en reposo también es bajo, gastando apenas un 3% en las ocho horas que hemos dedicado a dormir cada noche.Pese a contar con la friolera de 5.000 mAh, con el cargador adecuado es posible recargar la pila por completo en unas dos horas

Este terminal es compatible con Power Delivery, algo que nos ha permitido cargar un 40% en 50 minutos (con un cargador compatible, eso sí). Teniendo en cuenta los 5.000 mAh con los que cuenta, los resultados son más que aceptables.

En definitiva, el Samsung Galaxy M20 es una de las mejores propuestas en su gama si lo que buscas es autonomía, a la espera de que Android 9.0 mejore aún más si cabe la gestión energética.

Software, puede mejorarse

El software nos devuelve a la clásica interfaz de Samsung antes de su gran rediseño. Justificar la presencia de Android Oreo 8.1 en un terminal presentado en 2019 se nos hace prácticamente imposible.

Si bien desde Sammobile apuntan a que el terminal recibirá la actualización a Android 9.0 Pie en este mes, el resto de sus rivales directos ya cuentan con dicho update. Otro de los problemas es que actualmente, las nuevas líneas de Samsung vienen de la mano de One UI, una ROM que ha sido rediseñada, pulida y adaptada a lo que se le exige a una capa de personalización en 2019.

El Samsung Galaxy M20 se conforma con Samsung Experience, una ROM que no llega a funcionar mal, pero que lastra el rendimiento en momentos puntuales, y nos deja con esa sensación de tener entre manos un terminal «limitado», cuyas capacidades reales se mostrarían de tener una ROM algo más limpia.

Samsung Experience arrastra algunos fantasmas del rendimiento que parecían extintos. No obstante, el usuario medio agradecerá el poco bloatware y la utilidad de ciertos servicios y aplicaciones que incorpora

A favor de la ROM, destacar que su funcionamiento es intuitivo, el bloatware no es excesivo, y para un usuario medio, puede ser hasta de agradecer el contar con aplicaciones como Office Mobile, una grabadora de voz, o un gestor de archivos.

Es cierto que tenemos muchas aplicaciones preinstaladas, como las de Samsung o las de Microsoft, pero la mayoría se pueden eliminar sin esfuerzo.

Las pegas las tenemos en las opciones de software de la pantalla ya que faltan algunas como el poder levantar la pantalla y que se encienda, para que el reconocimiento facial se active rápidamente. Y ese es otro inconveniente. Este sistema de identificación no es especialmente rápido, incluso cuando activamos la opción que aumenta la velocidad a costa de la seguridad.

Al iniciar el terminal vendrán marcados para su instalación varios de los servicios de Samsung, pero podemos desmarcarlos para que iniciemos nuestro terminal de una forma más limpia.

A pesar de no contar con One UI, este M20 permite una configuración mediante gestos. Si bien el concepto es plausible, la lentitud de las animaciones resulta en una experiencia de usuario algo lenta. En nuestro caso, hemos preferido utilizar la clásica botonera virtual.

Apartado fotográfico: el gran angular llega a la gama media

En el papel, el Samsung Galaxy M20 comparte la configuración de su cámara con el M10 y eso significa una cámara primaria de 13 Megapíxeles y una secundaria de gran angular de 5 Megapíxeles

El sensor principal tiene un sensor de 1 / 3.1 » con píxeles de 1,12 µm y una lente equivalente a 31 mm de ángulo estrecho con una apertura f / 1.9 y enfoque automático de detección de fase.

Los 5 Megapíxeles de la ultra gran angular se extienden sobre un campo de visión de 120 grados , que se traduce en alrededor de una longitud focal equivalente a 12 mm.

El gran angular ha empezado a llegar como un nuevo estándar en las gamas más altas. Samsung está empezando a adoptarlo como una característica más en sus dispositivos más económicos, y este M20 es un buen ejemplo. No obstante, antes de comenzar a hablar de los resultados, echaremos un breve vistazo a su aplicación de cámara.

La interfaz es bastante sencilla, con los modos principales arriba, y algunas opciones en la parte inferior.

La aplicación de la cámara será familiar para cualquiera que haya elegido un teléfono Samsung en los últimos años. 

En concreto, arriba encontramos el siguiente listado de modos.

  • Panorámica.
  • Pro.
  • Belleza.
  • Enfoque dinámico (modo retrato).
  • Automático.
  • Stickers.
  • Ráfaga.

La parte de abajo, por su lado, nos deja acceder a los ajustes, el modo de vista completa, activar el flash LED, añadir filtros, o cambiar de cámara. El HDR está activo de forma automática, aunque podemos desactivarlo (algo que te recomendamos no hacer) desde los ajustes.

Calidad de imagen

El Samsung Galaxy M20 es un claro estereotipo de lo que solemos encontrar en gama media. Las fotos tomadas están bien, teniendo en cuenta su precio y competencia.

El ruido está bien controlado (aunque todavía está presente), hay detalles decentes y las imágenes son nítidas en todo el cuadro.

Con buena luz, las fotografías son correctas y el HDR hace un buen trabajo.

Los colores están un poco apagados, de manera inusual para un teléfono Galaxy, pero no hasta el punto de ser un problema. El rango dinámico tampoco es estelar, pero si gestiona tus expectativas correctamente y aprecia dónde se encuentra el Galaxy M20, debería estar satisfecho con la salida.

El modo gran angular pierde algo de detalle, pero con buena luz, los resultados son vistosos.

A nivel de nitidez e interpretación del color y el resultado es correcto. Las imágenes presentan un buen grado de detalle y el color, si bien es vivo, no resulta estridente.

La cámara ultra gran angular de 5 Megapíxeles no es una campeona de detalles, pero lo hace razonablemente bien. El rango dinámico es bastante limitado y, además, los disparos están muy distorsionados. 

Aun así, creemos que es bueno tener una cámara ultra ancha, distorsionada como puede ser, además, podrías amarla precisamente por ese aspecto.

Destacar el buen trabajo que hace el gran angular.

Si bien perdemos calidad y luminosidad (pasamos a un sensor de 5 Megapíxeles con apertura f/2.2), los resultados diurnos son más que aceptables, «enganchan», y nos animan a jugar constantemente con este modo.

Al ser un móvil lento a la hora de disparar, nos encontramos con ciertos problemas para conservar el detalle en escenas macro, que requieren de un buen enfoque y obturación rápida. Estando parados, con buena luz, y con un buen pulso, no hemos sido capaces de obtener más nitidez.

El modo retrato trasero tampoco es uno de sus puntos fuertes. El recorte deja artefactos por el camino, es demasiado agresivo, y resulta en fotografías curiosas, pero poco usables. Más adelante veremos que, curiosamente, cuando usamos la cámara frontal las tornas parecen invertirse.

En condiciones de baja luminosidad el Samsung Galaxy M20 empieza a sufrir, algo más de lo que debiera. El ruido es excesivo, hace pronta aparición, el obturador empieza a tener problemas para disparar rápido, y sobre todo el enfoque sufre las principales consecuencias, es fácil obtener fotografías movidas si no tenemos buen pulso.Cuando llega la noche, el Samsung Galaxy M20 no se convierte en un buen aliado. El ruido hace presencia, pero lo que más preocupa es la incapacidad para enfocar correctamente

Con poca luz, la cámara principal toma fotos notablemente desaturadas con reflejos apagados, nada fuera de lo común en los niveles más bajos del mercado. Las áreas más oscuras son ruidosas, pero donde hay suficiente luz, en realidad hay detalles decentes, así que eso es bueno.

En condiciones de luz artificial (no por ello con poca luz), el foco vuelve a perderse, haciendo que el detalle sea mínimo y los resultados poco aprovechables. El procesado empasta el conjunto de la imagen.

Es difícil encontrar algo bueno que decir sobre las tomas con poca luz de la cámara ultra ancha. Las imágenes son suaves, con reducción de ruido que elimina todos los detalles finos, mientras que el ISO más alto conduce a una notable pérdida de color. Una vez más, gestione las expectativas.

Cámara delantera, toca hablar de selfies

El Galaxy M20 toma retratos con fondos borrosos en su modo Live Focus, pero no utiliza la cámara ultra ancha en el proceso. Básicamente, busca una cara en el marco y la mantiene enfocada junto con lo que decide que es el cuerpo de la cara, y difumina el resto de la toma. Consecutivamente, eso significa que no hay Live Focus para sujetos no humanos.

A pesar de todas sus limitaciones, el modo Live Focus en realidad produce resultados utilizables, aunque su kilometraje ciertamente variará dependiendo del sujeto y la complejidad del fondo. Se echa en falta el modo Instagram que presentaron en el Samsung Galaxy S10 y que no tenemos en este modelo.

El selfie, con condiciones de luz óptimas es bueno, con un trabajo del HDR consistente e incluso el modo retrato logra un desempeño más que correcto.

En contra, destacar que seguimos encontrando un exceso de procesado en la piel, que palicede los tonos y suaviza demasiado las texturas en un intento de reducir imperfecciones. Si bien este efecto de suavizado puede ajustarse, el procesado es mejorable, incluso desactivando este efecto.

Cuando cae la noche, la calidad baja drásticamente, hasta ofrecer imágenes realmente borrosas y fuera de foco. El ruido se hace principal protagonista, y el tiempo de disparo aumenta considerablemente, ya que el terminal intenta enfocarnos constantemente.

En resumidas cuentas, una cámara que se puede llegar incluso a disfrutar si la luz acompaña, y que hará una mejor función guardada en el bolsillo en cuanto las condiciones lumínicas empiezan a complicarse. Se agradece la inclusión del gran angular, el buen modo retrato que tenemos en el selfie, y el trabajo que puede llegar a hacer el HDR.

No obstante, pese a enmarcarse en la gama media-baja, el Samsung Galaxy M20 hinca demasiado la rodilla con poca luz. No pedimos alardes con modos noche ni derivados, pero sí una cámara que sea capaz de mantener, al menos, el foco, cuando las condiciones no son idóneas.

Grabación de vídeo

El Galaxy M20 graba vídeos de hasta 1080p a 30 fps, sin 4K y tampoco 1080/60. La estabilización electrónica también falta notablemente. La tasa de bits de los vídeos de 1080p tiene un promedio a 17 Mbps, mientras que el audio se graba en estéreo a 256 kbps.

La calidad del video sí nos sorprendió un poco: el Galaxy M20 captura imágenes muy detalladas de 1080p con poco ruido. El rango dinámico también es bueno e incluso si los colores pudieran usar un pequeño impulso, todavía clasificaríamos los clips de 1080p del M20 entre los mejores que hemos visto, no solo en su clase, sino en general.

Este no es realmente el caso cuando se trata de disparar mientras se camina cuando la falta de estabilización da como resultado vídeos muy inestables. La cámara ultra ancha funciona marginalmente mejor en este respecto, simplemente porque es ancha, pero tampoco es remotamente genial. Eso está por encima de las imágenes ya bastante suaves que produce.

¿Y la competencia? ¿Qué alternativas hay en este rango de precios?

A Samsung se le ocurrió la serie M para poder competir con competidores como Xiaomi en el segmento de teléfonos inteligentes asequibles y no es de extrañar que sea precisamente un Redmi la alternativa más obvia del Galaxy M20. 

El Redmi Note 7 es un poco más asequible que el Galaxy M20 de referencia y tiene un chip Snapdragon 660 más potente en su interior. También se las arregla para exprimir algo de resistencia adicional de una batería que de otro modo sería más pequeña. El Galaxy tiene una cámara ultra ancha donde el Redmi opta por un sensor de profundidad.

El Moto G7 Power es más caro que el Galaxy, pero si especifica que el Galaxy M20 coincide con el Moto de 4GB / 64GB, la diferencia se reduce a menos del 10%. El Moto tiene Pie y no tiene rival en su resistencia, pero su pantalla de 720p no es tan nítida como la Infinity V, incluso si es más brillante. El Moto toma mejores fotos y graba video 4K, pero la cámara ultra ancha del Galaxy M20 podría ser más importante para algunos.

El Honor 10 lite está en el mismo rango de precios que el Galaxy M20, y dependiendo de la configuración de RAM y almacenamiento, uno termina un poco más barato. El EMUI del Honor se basa en Pie, a diferencia del Oreo del M20, y su Kirin 710 tiene más fuerza que el Exynos 7904 en todos los ámbitos. Sin embargo, la batería del Galaxy dura más y ¿mencionamos lo raras que son las cámaras ultra anchas con un presupuesto limitado?

El Realme 3 tampoco tiene uno, pero tiene un chipset más robusto en el interior y dura más que el Galaxy M20 en todas las disciplinas de batería. Sin embargo, su carga es lenta, y lo hace a través de microUSB, además de que su pantalla de 720p no es tan nítida como la 1080p del Galaxy.

¿Por qué comprar el Galaxy M20?

Hemos dicho muchas cosas buenas del terminal. Se trata de un terminal de entrada y que quiere competir de tú a tú con Xiaomi.

Samsung ha conseguido por fin una amenaza real y creíble para Xiaomi.

Si respondo a la pregunta lo tengo claro. La pantalla y la batería rallan a un excelente nivel, y si todo esto lo aderezamos con un precio decente, tenemos un cóctel muy apetecible. Es un terminal pensado para todos aquellos que no quieran gastar demasiado dinero en un smarpthone, y que a su vez, quieran asegurar un mínimo de calidad.

El Samsung Galaxy M20 es un terminal perfecto para los que buscan un móvil de unos 200 euros y quieren gastar el dinero en otros menesteres. 

Samsung Galaxy M20, la opinión y nota de GurúTecno

Una alternativa completa, que viene a luchar en el segmento más complicado, ya que existen numerosas alternativas en esta gama.

Es de plástico, viene con Android Oreo, y no pretende ser la propuesta más potente en su rango de precio. El Samsung Galaxy M20 viene para conquistar el mercado a base de batería y cámara con gran angular, dos puntos en los que destaca con nota. Un apartado de conectividad completo, un buen panel, memorias generosas y una experiencia de usuario correcta hacen de él una alternativa más «redonda» de lo que se pudiera pensar.Un móvil básico que quiere ir más allá.

El M20 es una alternativa completa para los que buscan un móvil versátil.

El Samsung Galaxy M20 es una de esas propuestas que (salvo en batería), no brilla por encima del resto de sus rivales, pero su conjunto lo convierten en una alternativa a tener en cuenta.

Es correcto en prácticamente todos los puntos que se le pueden exigir, podemos pagar con él, cuenta con USB Tipo C, podernos usar dos tarjetas nanoSIM y una tarjeta microSD, tiene reconocimiento facial, pocos biseles…

Una propuesta que se puede comprar en Amazon, PCcomponentes, MediaMartk o la propia web de Samsung a un precio de 229 euros, cifra que cobra sentido y se aleja del sobreprecio de anteriores generaciones.

Dicho todo sobre su conjunto, debe barajarse si estamos dispuestos a sobrellevar el software (que tarde o temprano actualizará a One UI), a cambio de obtener un conjunto general bastante completo.

El Galaxy M20 aborda muchas de las quejas que teníamos con el M10: agrega un lector de huellas digitales, un puerto USB-C y capacidad de carga rápida, y un rendimiento enormemente mejorado. Es una recomendación fácil sobre su hermano menor a menos que no puedas estirar tu presupuesto.

Es un poco más difícil en comparación con las ofertas de los fabricantes rivales, ya que puede encontrar fácilmente un mejor rendimiento o una mayor duración de la batería, o un Android más nuevo, o esto o aquello, por menos dinero. Aun así, el Samsung Galaxy M20 es un paquete muy equilibrado que se entrega en la mayoría de las áreas clave y es una entrada muy sensata en el mundo de Galaxy.

Pros

  • Pantalla calidad Samsung.
  • Excelente duración de la batería, sus 5.000 mAh así lo avalan. Recargas razonablemente rápidas.
  • Buenos videos de 1080p.
  • Una cámara ultra ancha es difícil de encontrar a estos precios.
  • Ranura microSD dedicada.

Contras

  •  No hay grabación 4K aunque el chipset lo admita; tampoco estabilización en 1080p.
  •  Android 8.1 ya está anticuado, y las actualizaciones para los teléfonos de gama baja no son nada rápidas, si es que ocurren.
  •  Algunos competidores tienen conjuntos de chips más potentes.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.