Microsoft va a por todas con su nueva Surface Book. Después de su experiencias con las tablets Surface, y de muchas críticas por parte de usuarios, pone todas las cartas sobre la mesa para mostrarnos el primer portátil 100% Microsoft.

Estamos ante un portátil-híbrido con pantalla de 13 pulgadas, gráficos de Nvidia dedicados con memoria GDDR5 y autonomía de 12 horas. El teclado se puede retirar con un solo movimiento (por eso comentamos lo de híbrido) y la pantalla es táctil. Y esa pantalla, que buena que es.

Pantalla Surface Book

Es de 13,5 pulgadas de tipo PixelSense, con formato 3:2, y una resolución de 3.000×2.000 píxeles que nos deja una densidad de 267 ppp. Su contraste es de 1800:1, una barbaridad para un equipo de estas características, y es 100% sRGB. Es por supuesto táctil, con hasta 10 puntos posibles. Además podremos usar el nuevo Stylus de Microsoft llamado Surface Pen, que ofrece hasta 1024 niveles de presión y es de tipo magnético para que podamos acoplarlo cómodamente al marco del equipo.

Y su interior, ¿Qué esconde?

El equipo cuenta con los últimos procesadores Intel Core i5 e i7 de sexta generación, conocidos como Skylake, junto a una unidad gráfica Nvidia ubicada en la base, además de 8 o 16 GB de RAM para el equipo.  La memoria interna es de tipo SSD, con opciones que van desde 128 a 1 TB de capacidad.

Teclado-Surface-Portátil

Conexiones de Surface Book

Como puertos principales dispone de dos USB 3.0, un lector de tarjetas SD, salida miniDisplayPort y un conector para la base de expansión compatible. Además hay dos altavoces frontales con sonido Dolby, dos cámaras (delantera de 8 Megapíxles y trasera de 5 Megapíxeles, ambas con vídeo 1080p) así como micrófonos duales.

¿Y su base?

Otra característica a destacar es la base de la Surface Book, ya que posee un teclado físico completo con teclas retroiluminadas, acompañado por un trackpad que admite hasta cinco puntos de contacto para realizar gestos y movimientos.

Microsoft Surface Book, precio y disponibilidad

Incluye sistema operativo Windows 10 Pro y se empezará a poder reservar a partir de mañana con un precio de partida de 1.499 dólares. Ese modelo será para una configuración “básica” que tenga SSD de 128 GB, 8 GB de memoria RAM y procesador Intel Core i5.

Si queremos la opción más potente y completa, con Core i7, GPU Nvidia, 16 GB de RAM y SSD de 512 BB, el precio se va hasta los 2.700 dólares. Mucha pasta…

A priori, y dejando al lado los precios, impresiona por sus características y buena ejecución. El trabajo de Microsoft es de agradecer y al equipo no le faltan detalles. Y ahora ya no sólo podemos hablar del software de los chicos de Redmon, sino también del hardware que nos puedan ofrecer ahora y en un futuro…

¿Qué te parece esta belleza de portátil? Tiembla Macbook… ¿O no?