Un estudio que se publica en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, afirma que leer en libros electrónicos antes de ir a la cama afecta negativamente al sueño. La culpa de este efecto la tiene la luz de onda corta que emiten estos dispositivos.

Pensemos en la cantidad de dispositivos que hay en nuestras casas, y como, unos y otros los usamos durante el día, y antes de irnos a la cama… y aquí es donde empieza el problema. Según se confirma, nos costaría más tiempo quedarnos dormidos y permaneceríamos menos tiempo en la fase REM del sueño, muy importante para el aprendizaje y el descanso.

Estudio realizado:

Durante dos semanas, doce participantes leyeron libros electrónicos en tabletas y libros impresos cuatro horas antes de dormir, durante periodos de cinco días consecutivos. Se trataba de buscar el efecto de estos dispositivos con el sueño y otros factores de riesgo.

Las conclusiones eran evidentes, “aquellos que leían libros en tabletas tardaban más en dormirse, tenían menos sueño en la noche, y su producción de melatonina (que induce el sueño) se reducía”.

ipad-sueño

La luz azul (luz de ondas cortas) emitida por los aparatos electrónicos incide sobre los patrones de sueño.

Cada dispositivo electrónico en la habitación reduce en media hora el sueño.

Los investigadores del Brigham and Women’s Hospital de Boston consideran que, vistos los profundos efectos biológicos de la exposición a estos dispositivos, son necesarios nuevos estudios fisiológicos para entender el impacto de la luz de estos aparatos sobre el aprendizaje y el desarrollo, en particular entre los niños y adolescentes.

Pues ahora tenemos la prueba por si no lo habías experimentado. Si queremos un sueño tranquilo y placentero, no te lleves tu smartphone ni tablet a la cama, evitamos un factor de riesgo que podemos controlar fácilmente. Solo hace falta un poco de voluntad y disciplina.