Office 365 es para muchos, la mejor suite ofimática del mercado, aunque poco a poco vamos viendo como las competencia se lo quiere poder cada vez más difícil. Ahora llega el turno de Open365, una aplicación Open Source con alma de arrebatar usuarios a la suite norteamericana. ¿Lo conseguirá?

Con el paso de los años las herramientas clásicas de oficina han ido evolucionando adaptándose a los tiempos que corren. Además la competencia es elevada en este campo, ya no solo es posible utilizar Office 365 como lo conocíamos, la llegada de Google con Drive o aplicaciones móviles como OfficeSuite Pro, Kingsof Office o Quickoffice hacen despertar un espíritu competitivo entre ellas que beneficia a los usuarios.

Office 365 se posicionó como una forma alternativa de comercialización del paquete Office mediante una suscripción mensual o anual para utilizar el cliente Office en una o más computadoras o dispositivo móvil, según el plan. A su vez, cuenta con una versión para editar documentos en la Web, un plan de 1 TB de almacenamiento en OneDrive y 60 minutos de llamadas por Skype por mes.

Ahora llega Open365, algo que lleva un tiempo en la mente de los programadores de la suite LibreOffice como os comentábamos el año pasado. Se trata de un desarrollo Open Source que funciona con la suite de LibreOffice como base y está disponible para Windows, Mac OS X y distribuciones de GNU/Linux de forma totalmente gratuita. El equipo detrás de Open 365 es el de EyeOS, un proyecto español basado en tecnología cloud computing que fue adquirido por Telefónica hace algunos años.

Aunque todavía se encuentra en fase beta Open365 es perfectamente funcional. Una vez que te registres, obtendrás 20 gigabytes de almacenamiento online totalmente gratis (aunque no lo especifican, es probable que sea solo durante el periodo de prueba); la suite permite trabajar online con documentos ofimáticos en los formatos habituales, ofrece sincronización entre dispositivos integrada e incluye potentes opciones para compartir y proteger archivos y carpetas de forma muy sencilla. Es gratuita y su licencia también admite la instalación en un servidor propio, por si queremos crear un entorno de trabajo personalizado.

Open365, ¿Qué te vas a encontrar?

Una vez que accedas a la página oficial, lo primero que debes hacer es registrarte, algo que te llevará un par de minutos:

open365-registro

Y una vez dentro ya estarás preparado para usar alguno de los servicios de los que dispone la aplicación:

open365-opciones

En nuestras pruebas el servicio se muestra muy sólido pero es fácil detectar pequeños bugs, algo que es normal ya que nos encontramos en una fase beta del producto, con tiempos de carga excesivos y un comportamiento un tanto errático.

Por ejemplo en la aplicación Writer nos encontramos que la escritura tiene un lag excesivo, lo que hace que escribas más rápido que lo que se muestra en pantalla, induciendo al error porque crees no haber pulsado alguna tecla para completar una palabra o frase. Pero seguro que conforme se vaya puliendo poco a poco, estos problemas se irán solucionando con el tiempo.

open365-prueba

¿Dispuesto a probar una alternativa a la suite de Microsoft? Ahora tienes la oportunidad y de paso nos comentas cómo te funciona y si crees que sería capaz de sustituir a tu paquete ofimático actual.