Q Founder es el nuevo reloj inteligente de un veterano en el mundo de la relojería,  pero que en esta ocasión se ha pasado al mundo de los smartwatch.

Presenta una pantalla redonda, al igual que un reloj tradicional con un sensor de luz ambiental que sirve para ajustar el brillo de forma automática. El Fossil Q Founder se parece al reloj Moto 360 de Motorola.

Se trata del primer reloj con Android Wear que incluye un procesador Intel, aunque no será el último. La fabricante de chips se asoció también con TAG Heuer para lanzar un reloj con sistema operativo Android Wear.

Hasta el momento, la mayoría de los relojes con Android Wear venían equipados con el procesador de cuatro núcleos Snapdragon 400 de Qualcomm. Ahora toca probar con el nuevo procesador de Intel y ver  que resultados es capaz de ofrecer, en un mundo plagado por procesadores Qualcomm. Funciona tanto con dispositivos con el sistema operativo iOS como dispositivos con el sistema operativo Android.

Podremos ver notificaciones desde tu muñeca para llamadas, mensajes de texto, emails y eventos en tu calendario. También recibirás tarjetas personalizadas de Google con la información del clima, eventos deportivos, tráfico y más.

 

fossil-q-founder

Además del Q Founder, Fossil también presentó una línea entera de dispositivos conectados que funcionan tanto con iPhones como con dispositivos Android. Estos incluyen al Q Reveler y al Q Dreamer, dos monitores de actividad física diseñados para hombres y mujeres, respectivamente. El precio se sitúa en 275 dólares, no muy alejado del resto de dispositivos de la competencia.

Viene acompañado de otro modelo, el Q Grant, un reloj tradicional que también es capaz de medir la actividad y avisarte cuando te llegan notificaciones a través de una vibración muy ligera.
fossil

El Q Reveler y Dreamer estarán disponibles el 25 de octubre en Estados Unidos con un precio de US$125, mientras que el Q Grant llegará ese mismo día con costo de US$175.

Se anima el mundillo de dispositivos wearebles, y más en un momento en el que se acercan los relagos de las navidades…