Inicio ANDROID Samsung Galaxy M20: dos semanas conviviendo con él

[Review completa] Samsung Galaxy M20: dos semanas conviviendo con él

Ponemos a prueba el Samsung Galaxy M20 durante dos semanas, para ver si sus cámaras, batería, y demás características técnicas merecen la pena y son capaces de reconquistar el mercado de los móviles de gama media, tan competitivo. ¿Merece la pena el M20? Os lo contamos.

Samsung se dió cuenta en el 2019 que la gama de entrada y la gama media es muy importante cuidarla. El gigante surcoreano ha centralizado esfuerzos para hacer más competitivo su catálogo después del impacto que han tenido marcas como Huawei y Xiaomi con dispositivos muy interesantes a precio comedidos, dejando como resultado el terminal que hoy nos ocupa, el Samsung Galaxy M20.

S es para los buques insignia, A es el nivel medio, M es el nivel de entrada: este parece ser el nuevo orden de cosas de Samsung.

Un giro bastante importante, teniendo en cuenta la trayectoria de la compañía en generaciones pasadas, a las que se les empezaba a exigir más para adaptarse al compás que marcaba la competencia.

Esta alternativa viene a ofrecer al usuario más prototípico ese móvil que cumple en prácticamente todos los aspectos, y que se adapta al presupuesto esperado en la gama media-baja.

Se trata de una apuesta clara por la autonomía y la versatilidad fotográfica, a la conquista de un consumidor cada vez más exigente. ¿Habrá logrado Samsung dar con la tecla en este sector tan competitivo? Ya te adelantamos que, como mínimo, no van desencaminados.

Samsung Galaxy M20, especificaciones técnicas

SAMSUNG GALAXY M20
DIMENSIONES156.6 x 74.5 x 8.8 mm
186 gramos
PANTALLAIPS/LCD 6,3 pulgadas (19,5:9)
Resolución FullHD+
2.340 x 1.080 píxeles
PROCESADORExynos 7904 a 1,8GHz
GPU Mali G71 MP2
MEMORIA RAM3GB / 4GB
ALMACENAMIENTO INTERNO32GB / 64GB
CÁMARA TRASERA13 megapíxeles f/1.9
5 megapíxeles f/2.2 súper gran angular
CÁMARA DELANTERA8 megapíxeles f/2
SOFTWAREAndroid 8.1 Oreo con Samsung Experience 9.5
BATERÍA5.000 mAh
Carga rápida
OTROSDual SIM 4G
Jack de 3,5mm
WiFi
USB C 2.0
Desbloqueo facial y lector de huellas trasero
PRECIO229 euros

Diseño: apuesta por el plástico

Sobrio, pero moderno. La parte trasera del Samsung Galaxy M20 se olvida del cristal, y también del aluminio. Su fabricación se ve protagonizada por el plástico, material resistente, aunque bastante resbaladizo en este caso.

La serie M no hace ningún reclamo por la construcción de lujo; por el contrario, la asequibilidad es la clave aquí.

Pese a la falta de gripes un terminal cómodo de utilizar con una mano, siendo bastante estrecho (gracias a su formato 19.5:9) y no tan largo como pudiéramos esperar de un terminal con su diagonal de pantalla. Por otro lado, las huellas no quedan excesivamente marcadas.

Tampoco hay muchas opciones en términos de colores: Azul Océano de nuestra unidad de revisión o el Negro Carbón que es tan atractivo como el nombre.

No es necesario mirar de cerca para detectar las cámaras: los dos módulos están detrás de una ventana compartida en la esquina superior izquierda. El sensor principal está en la parte inferior, la parte superior es para el sensor con disparo ultra ancho, acompañada de un flash debajo de ellos.

La cámara de fotos apenas sobresale. Algo de agradecer en un mercado en el que sus rivales suelen contar con cámaras algo más voluminosas.

Una de las principales ventajas del Galaxy M20 sobre el Galaxy M10 es el lector de huellas digitales situado en la parte posterior. Tiene forma ovalada en lugar de circular, pero aunque la forma no es tan importante, la ubicación relativamente alta podría ser un problema para aquellos con dedos más cortos. Te acostumbrarás al estiramiento necesario después de un uso suficiente, pero una posición un poco más baja ciertamente habría ayudado. ¿Quizás la batería se interpuso?

Otras mejoras a tener en cuenta en la parte inferior del Galaxy M20 cuando se compara con el M10 es el puerto USB-C: el M10 quedó en el pasado en este aspecto, el M20 se mantiene al día. Por supuesto, el conector de 3.5 mm permanece, y el micrófono primario completa la lista de cosas que se encuentran por aquí.

En el lateral del terminal encontramos un marco del mismo material que la parte trasera, y en cuya parte derecha (mirando el terminal de frente), encontramos los botones de subir y bajar volumen, encima del botón de encendido. Dicha botonera es bastante sólida, no baila en exceso, y ofrece una buena sensación al pulsar.

El frontal de este Samsung Galaxy M20 es digno de un terminal de precio más elevado. El aprovechamiento frontal está muy conseguido.

Bordes aprovechados (un 83.6%, ni más, ni menos), notch de gota y formato 19.5:9 para su pantalla. El Samsung Galaxy M20 sigue el diseño de una gran cantidad de terminales en este 2019 en su parte frontal, un ejercicio de diseño que nos ha gustado. No encontramos un LED de notificación, lo que dista mucho de ser ideal, pero la falta de un sensor de luz ambiental es lo que realmente menos nos guste. Solo hay un sensor de proximidad a la izquierda de la cámara selfie y eso es todo.

Como todo teléfono Android con marcos reducidos, encontramos una barbilla en la parte inferior. Si bien es apreciable a simple vista, no es tan desproporcionada como la de algunos de sus rivales directos.

SAMSUNG GALAXY M20XIAOMI MI A2 LITEHUAWEI P SMART+MOTO G7 PLUSSONY XPERIA 10REDMI NOTE 7
Pantalla6,2″5,84″5,9″6,2″6,0″6,3″
Porcentaje frontal83.6%77.4%82.2%81,4%79,4%81,4%
Dimensiones156.4 x 74.5 x 8.8 mm158.7 x 75.4 x 7.3 mm157.6 x 75.2 x 7.6 mm157 x 75.3 x 8.3 mm155.7 x 68.0 x 8.4mm159.2 x 75.2 x 8.1 mm
Peso186g168 g169 g176 g162 g186 g
Batería5.000mAh4.000 mAh3.340 mAh3.000 mAh2.870 mAh4.000 mAh

Comparándolo con algunos de sus rivales, vemos que el precio a pagar por tener 5.000 mAh es el de contar con cierto grosor.

El Redmi Note 7 es unos milímetros más alto, pero es 0,7 mm más delgado, aunque debemos tener en cuenta que también tiene una batería más pequeña de 4.000 mAh. Es precisamente tan pesado como el Galaxy M20, con un peso de 186 gramos. El Moto G7 Power es un 7 gramos insignificante más pesado, pero también es el más grueso del grupo con su cintura de 9,3 mm.

El Samsung Galaxy M20 se acerca peligrosamente a los 9 mm, algo comprensible en un terminal con tamaña batería. Dejando a un lado este apartado, el alto del terminal está bastante conseguido, resultando en un buen ejercicio de compactación.

El Galaxy M30 es 0,7 mm más delgado con la misma capacidad de batería, pero se sabe que las pantallas AMOLED son más delgadas.

En resumidas palabras, el Samsung Galaxy M20 es la viva imagen de un móvil económico. No se apuesta por los materiales premium, mecanismos deslizables ni demás «lujos». Plástico, formato estrecho y el grosor requerido para que quepa una batería enorme.

Pantalla Infinity V de 6.3 pulgadas

El Samsung Galaxy M20 está equipado con una pantalla de 6.3 pulgadas que tiene notch para la cámara selfie, de ahí la marca Infinity V. 

Comparte la forma de la muesca con el M10 más pequeño de 6,22 pulgadas, pero el M30 más grande, 6.4 pulgadas con Infinity U.

La pantalla del M30 es Super AMOLED, por lo que están debidamente segmentados, la serie M.

La interpretación de color en este Samsung Galaxy M20 es correcta, con unos tonos bastante realistas, y una ligera tendencia hacia azul.

En este terminal no encontramos forma de ajustar el color o la temperatura en los ajustes, por lo que hemos de conservar la configuración inicial.

El panel del Samsung Galaxy M20 sorprende por su buen nivel de brillo y su nitidez.

La pantalla responde de forma rápida, y no nos pone trabas al intentar escribir rápido o realizar acciones que requieran algo de premura.

La visibilidad al aire libre es decente para un LCD de rango medio, aunque es mejor evitar la luz solar directa. 

Al contar con tecnología IPS no encontramos demasiada variación entre los colores al cambiar los ángulos de visión, algo que es de agradecer.

Sonido justo y correcto

El Samsung Galaxy M20 conserva el jack de auriculares, algo que seguramente será del agrado de muchos usuarios, y que demuestra que es posible apostar por grandes amperajes sin renunciar a la batería.

Encontramos un único altavoz en su parte inferior, cuyo sonido es correcto y con ligera distorsión al subir el volumen al máximo. En nuestras pruebas, el terminal ha alcanzado los 70 db, cifra dentro de las puntuaciones típicas que solemos ver en este rango de precio. Es bastante fácil acabar tapando el altavoz, incluso aunque hagamos esfuerzos por evitarlo.

Prueba de altavozVoz, dBRuido rosa / Música, dBTeléfono sonando , dBPuntuación general
Motorola Moto G6 Play62,668,071,0Promedio
Samsung Galaxy M2067,066,868,6Promedio
Huawei Y7 Prime (2018)64,970,571,9Promedio
Realme U168,673,472,4Bueno
Samsung Galaxy M1066,271,780,0Bueno
Realme 366,071,881,2Bueno
Moto G7 Play66,674,481,8Muy bien
Sony Xperia L370,973,381,9Muy bien
Oppo F971,774,481,6Muy bien
Huawei P Smart 201969,573,686,0Excelente
Nokia 7.175,676,081,1Excelente
Moto G7 Power75,875,282,5Excelente

La principal pega es su ubicación, que nos lleva a taparlo con extrema facilidad a la mínima que giramos el móvil de forma horizontal. Es algo complicado evitar que esto suceda, al caer el altavoz justo en el dedo índice.

Rendimiento suficiente para el día a día, pero mejorable

De un terminal de poco más de 200 euros no podemos esperar un rendimiento supremo. No obstante, el procesador Samsung Exynos 7904 acompañado de una GPU Mali-671 de dos núcleos no es la apuesta más ambiciosa para con la fuerza bruta. Las pruebas sintéticas lo sitúan por encima del Snapdragon 630 y por debajo del Snapdragon 660.

La CPU tiene ocho núcleos en una configuración 2 + 6: 2xCortex-A73 a 1.8GHz (2.2GHz en el 7885) y 6xCortex-A53 a 1.6GHz. La GPU es Mali-G71 MP2.

Sea por la capa de Samsung o por la falta de optimización del SoC, el rendimiento es algo inferior a lo esperado. Pese a lo que indican los benchmarks, bien por falta de optimización del SoC o por el peso de la ROM, el Samsung Galaxy M20 no brilla por su rendimiento

Tradicionalmente, Samsung ha apostado por los procesadores Exynos en Europa. No obstante empezamos a encontrar alternativas con Qualcomm en su catálogo, y a este M20 no le hubiera venido nada mal. Es de agradecer, eso sí, la inclusión de 4 GB de memoria RAM. Samsung Experience demanda recursos, y con esta configuración de RAM hemos logrado evitar aplicaciones que recargan, cierres y demás.

Asimismo, son bienvenidos también los 64 GB de nuestra unidad, que nos han permitido descargar títulos pesados sin mayor problema.

SAMSUNG GALAXY M20XIAOMI MI A2REDMI NOTE 7NOKIA 7.1SONY XPERIA 10HONOR 10 LITE
PROCESADORSamsung Exynos 7904Qualcomm Snapdragon 625Qualcomm Snapdragon 660Qualcomm Snapdragon 636Snapdragon 630Kirin 710
RAM4 GB3 GB4 GB4 GB3 GB4 GB
ANTUTU108.24278.316147.046116.98289.130138.500
GEEKBENCH 4 (SINGLE/MULTI)1310/4031864/4.3041.627/5.8231.341/4.943837/3.762912 / 3.489

La experiencia de uso con este Samsung Galaxy M20 es correcta, aunque los tiempos de carga de las aplicaciones son algo elevados. No hablamos de juegos o apps pesadas, Twitter, WhatsApp, Gmail o las propias aplicaciones nativas de Samsung demoran en abrir más de lo común en esta gama, aunque no llega a ser algo alarmante.El Samsung Galaxy M20 mueve lo que le eches. A su ritmo, pero sin cierres ni redibujados

En juegos pesados como PUBG Mobile, el terminal configura el Battle Royale en una configuración de gráficos medios. No obstante, si no queremos una fiesta de lagserá recomendable dejarlos prácticamente al mínimo, configuración en la que se encontrará más cómodo. Alternativas como Brawl Stars, si bien tardan algo en cargar, son totalmente jugables con buenas tasas de FPS. Sea como fuere, siempre y cuando tengamos en cuenta las características del terminal, podremos jugar de forma casual sin demasiado problema.

El rendimiento del lector de huellas es algo lento e impreciso, algo que sumado a la poca ergonomía del mismo nos hace olvidarnos prácticamente de este método de desbloqueo, en pos del reconocimiento facial. Este, por el contrario, funciona bastante bien, siempre que las condiciones lumínicas acompañen. Si el sol hace acto de presencia, el desbloqueo es prácticamente instantáneo. Si las condiciones de luz son algo desfavorables, tardará un par de segundos.

En lo que a conectividad se refiere, contamos con NFC, radio FM, Bluetooh, Dual SIM, capacidad para tarjetas microSD… Al Samsung Galaxy M20 no le falta de nada, al menos en este aspecto.

Autonomía de 5.000 mAh, pocos le superan en este apartado

Los dos días de autonomía son una realidad con este Samsung Galaxy M20.

All in a la batería, sin miedos. El Samsung Galaxy M20 cuenta con una pila de 5000 mAh cuyo rendimiento es sobresaliente. Con uso ligero hemos superado las 6 horas de pantalla en tres días, y si le damos un uso más intenso y continuado, no nos es difícil pasar de las 10 horas de pantalla.

El consumo en reposo también es bajo, gastando apenas un 3% en las ocho horas que hemos dedicado a dormir cada noche.Pese a contar con la friolera de 5.000 mAh, con el cargador adecuado es posible recargar la pila por completo en unas dos horas

Este terminal es compatible con Power Delivery, algo que nos ha permitido cargar un 40% en 50 minutos (con un cargador compatible, eso sí). Teniendo en cuenta los 5.000 mAh con los que cuenta, los resultados son más que aceptables.

En definitiva, el Samsung Galaxy M20 es una de las mejores propuestas en su gama si lo que buscas es autonomía, a la espera de que Android 9.0 mejore aún más si cabe la gestión energética.

Software, puede mejorarse

El software nos devuelve a la clásica interfaz de Samsung antes de su gran rediseño. Justificar la presencia de Android Oreo 8.1 en un terminal presentado en 2019 se nos hace prácticamente imposible.

Si bien desde Sammobile apuntan a que el terminal recibirá la actualización a Android 9.0 Pie en este mes, el resto de sus rivales directos ya cuentan con dicho update. Otro de los problemas es que actualmente, las nuevas líneas de Samsung vienen de la mano de One UI, una ROM que ha sido rediseñada, pulida y adaptada a lo que se le exige a una capa de personalización en 2019.

El Samsung Galaxy M20 se conforma con Samsung Experience, una ROM que no llega a funcionar mal, pero que lastra el rendimiento en momentos puntuales, y nos deja con esa sensación de tener entre manos un terminal «limitado», cuyas capacidades reales se mostrarían de tener una ROM algo más limpia.

Samsung Experience arrastra algunos fantasmas del rendimiento que parecían extintos. No obstante, el usuario medio agradecerá el poco bloatware y la utilidad de ciertos servicios y aplicaciones que incorpora

A favor de la ROM, destacar que su funcionamiento es intuitivo, el bloatware no es excesivo, y para un usuario medio, puede ser hasta de agradecer el contar con aplicaciones como Office Mobile, una grabadora de voz, o un gestor de archivos.

Es cierto que tenemos muchas aplicaciones preinstaladas, como las de Samsung o las de Microsoft, pero la mayoría se pueden eliminar sin esfuerzo.

Las pegas las tenemos en las opciones de software de la pantalla ya que faltan algunas como el poder levantar la pantalla y que se encienda, para que el reconocimiento facial se active rápidamente. Y ese es otro inconveniente. Este sistema de identificación no es especialmente rápido, incluso cuando activamos la opción que aumenta la velocidad a costa de la seguridad.

Al iniciar el terminal vendrán marcados para su instalación varios de los servicios de Samsung, pero podemos desmarcarlos para que iniciemos nuestro terminal de una forma más limpia.

A pesar de no contar con One UI, este M20 permite una configuración mediante gestos. Si bien el concepto es plausible, la lentitud de las animaciones resulta en una experiencia de usuario algo lenta. En nuestro caso, hemos preferido utilizar la clásica botonera virtual.

Apartado fotográfico: el gran angular llega a la gama media

En el papel, el Samsung Galaxy M20 comparte la configuración de su cámara con el M10 y eso significa una cámara primaria de 13 Megapíxeles y una secundaria de gran angular de 5 Megapíxeles

El sensor principal tiene un sensor de 1 / 3.1 » con píxeles de 1,12 µm y una lente equivalente a 31 mm de ángulo estrecho con una apertura f / 1.9 y enfoque automático de detección de fase.

Los 5 Megapíxeles de la ultra gran angular se extienden sobre un campo de visión de 120 grados , que se traduce en alrededor de una longitud focal equivalente a 12 mm.

El gran angular ha empezado a llegar como un nuevo estándar en las gamas más altas. Samsung está empezando a adoptarlo como una característica más en sus dispositivos más económicos, y este M20 es un buen ejemplo. No obstante, antes de comenzar a hablar de los resultados, echaremos un breve vistazo a su aplicación de cámara.

La interfaz es bastante sencilla, con los modos principales arriba, y algunas opciones en la parte inferior.

La aplicación de la cámara será familiar para cualquiera que haya elegido un teléfono Samsung en los últimos años. 

En concreto, arriba encontramos el siguiente listado de modos.

  • Panorámica.
  • Pro.
  • Belleza.
  • Enfoque dinámico (modo retrato).
  • Automático.
  • Stickers.
  • Ráfaga.

La parte de abajo, por su lado, nos deja acceder a los ajustes, el modo de vista completa, activar el flash LED, añadir filtros, o cambiar de cámara. El HDR está activo de forma automática, aunque podemos desactivarlo (algo que te recomendamos no hacer) desde los ajustes.

Calidad de imagen

El Samsung Galaxy M20 es un claro estereotipo de lo que solemos encontrar en gama media. Las fotos tomadas están bien, teniendo en cuenta su precio y competencia.

El ruido está bien controlado (aunque todavía está presente), hay detalles decentes y las imágenes son nítidas en todo el cuadro.

Con buena luz, las fotografías son correctas y el HDR hace un buen trabajo.

Los colores están un poco apagados, de manera inusual para un teléfono Galaxy, pero no hasta el punto de ser un problema. El rango dinámico tampoco es estelar, pero si gestiona tus expectativas correctamente y aprecia dónde se encuentra el Galaxy M20, debería estar satisfecho con la salida.

El modo gran angular pierde algo de detalle, pero con buena luz, los resultados son vistosos.

A nivel de nitidez e interpretación del color y el resultado es correcto. Las imágenes presentan un buen grado de detalle y el color, si bien es vivo, no resulta estridente.

La cámara ultra gran angular de 5 Megapíxeles no es una campeona de detalles, pero lo hace razonablemente bien. El rango dinámico es bastante limitado y, además, los disparos están muy distorsionados. 

Aun así, creemos que es bueno tener una cámara ultra ancha, distorsionada como puede ser, además, podrías amarla precisamente por ese aspecto.

Destacar el buen trabajo que hace el gran angular.

Si bien perdemos calidad y luminosidad (pasamos a un sensor de 5 Megapíxeles con apertura f/2.2), los resultados diurnos son más que aceptables, «enganchan», y nos animan a jugar constantemente con este modo.

Al ser un móvil lento a la hora de disparar, nos encontramos con ciertos problemas para conservar el detalle en escenas macro, que requieren de un buen enfoque y obturación rápida. Estando parados, con buena luz, y con un buen pulso, no hemos sido capaces de obtener más nitidez.

El modo retrato trasero tampoco es uno de sus puntos fuertes. El recorte deja artefactos por el camino, es demasiado agresivo, y resulta en fotografías curiosas, pero poco usables. Más adelante veremos que, curiosamente, cuando usamos la cámara frontal las tornas parecen invertirse.

En condiciones de baja luminosidad el Samsung Galaxy M20 empieza a sufrir, algo más de lo que debiera. El ruido es excesivo, hace pronta aparición, el obturador empieza a tener problemas para disparar rápido, y sobre todo el enfoque sufre las principales consecuencias, es fácil obtener fotografías movidas si no tenemos buen pulso.Cuando llega la noche, el Samsung Galaxy M20 no se convierte en un buen aliado. El ruido hace presencia, pero lo que más preocupa es la incapacidad para enfocar correctamente

Con poca luz, la cámara principal toma fotos notablemente desaturadas con reflejos apagados, nada fuera de lo común en los niveles más bajos del mercado. Las áreas más oscuras son ruidosas, pero donde hay suficiente luz, en realidad hay detalles decentes, así que eso es bueno.

En condiciones de luz artificial (no por ello con poca luz), el foco vuelve a perderse, haciendo que el detalle sea mínimo y los resultados poco aprovechables. El procesado empasta el conjunto de la imagen.

Es difícil encontrar algo bueno que decir sobre las tomas con poca luz de la cámara ultra ancha. Las imágenes son suaves, con reducción de ruido que elimina todos los detalles finos, mientras que el ISO más alto conduce a una notable pérdida de color. Una vez más, gestione las expectativas.

Cámara delantera, toca hablar de selfies

El Galaxy M20 toma retratos con fondos borrosos en su modo Live Focus, pero no utiliza la cámara ultra ancha en el proceso. Básicamente, busca una cara en el marco y la mantiene enfocada junto con lo que decide que es el cuerpo de la cara, y difumina el resto de la toma. Consecutivamente, eso significa que no hay Live Focus para sujetos no humanos.

A pesar de todas sus limitaciones, el modo Live Focus en realidad produce resultados utilizables, aunque su kilometraje ciertamente variará dependiendo del sujeto y la complejidad del fondo. Se echa en falta el modo Instagram que presentaron en el Samsung Galaxy S10 y que no tenemos en este modelo.

El selfie, con condiciones de luz óptimas es bueno, con un trabajo del HDR consistente e incluso el modo retrato logra un desempeño más que correcto.

En contra, destacar que seguimos encontrando un exceso de procesado en la piel, que palicede los tonos y suaviza demasiado las texturas en un intento de reducir imperfecciones. Si bien este efecto de suavizado puede ajustarse, el procesado es mejorable, incluso desactivando este efecto.

Cuando cae la noche, la calidad baja drásticamente, hasta ofrecer imágenes realmente borrosas y fuera de foco. El ruido se hace principal protagonista, y el tiempo de disparo aumenta considerablemente, ya que el terminal intenta enfocarnos constantemente.

En resumidas cuentas, una cámara que se puede llegar incluso a disfrutar si la luz acompaña, y que hará una mejor función guardada en el bolsillo en cuanto las condiciones lumínicas empiezan a complicarse. Se agradece la inclusión del gran angular, el buen modo retrato que tenemos en el selfie, y el trabajo que puede llegar a hacer el HDR.

No obstante, pese a enmarcarse en la gama media-baja, el Samsung Galaxy M20 hinca demasiado la rodilla con poca luz. No pedimos alardes con modos noche ni derivados, pero sí una cámara que sea capaz de mantener, al menos, el foco, cuando las condiciones no son idóneas.

Grabación de vídeo

El Galaxy M20 graba vídeos de hasta 1080p a 30 fps, sin 4K y tampoco 1080/60. La estabilización electrónica también falta notablemente. La tasa de bits de los vídeos de 1080p tiene un promedio a 17 Mbps, mientras que el audio se graba en estéreo a 256 kbps.

La calidad del video sí nos sorprendió un poco: el Galaxy M20 captura imágenes muy detalladas de 1080p con poco ruido. El rango dinámico también es bueno e incluso si los colores pudieran usar un pequeño impulso, todavía clasificaríamos los clips de 1080p del M20 entre los mejores que hemos visto, no solo en su clase, sino en general.

Este no es realmente el caso cuando se trata de disparar mientras se camina cuando la falta de estabilización da como resultado vídeos muy inestables. La cámara ultra ancha funciona marginalmente mejor en este respecto, simplemente porque es ancha, pero tampoco es remotamente genial. Eso está por encima de las imágenes ya bastante suaves que produce.

¿Y la competencia? ¿Qué alternativas hay en este rango de precios?

A Samsung se le ocurrió la serie M para poder competir con competidores como Xiaomi en el segmento de teléfonos inteligentes asequibles y no es de extrañar que sea precisamente un Redmi la alternativa más obvia del Galaxy M20. 

El Redmi Note 7 es un poco más asequible que el Galaxy M20 de referencia y tiene un chip Snapdragon 660 más potente en su interior. También se las arregla para exprimir algo de resistencia adicional de una batería que de otro modo sería más pequeña. El Galaxy tiene una cámara ultra ancha donde el Redmi opta por un sensor de profundidad.

El Moto G7 Power es más caro que el Galaxy, pero si especifica que el Galaxy M20 coincide con el Moto de 4GB / 64GB, la diferencia se reduce a menos del 10%. El Moto tiene Pie y no tiene rival en su resistencia, pero su pantalla de 720p no es tan nítida como la Infinity V, incluso si es más brillante. El Moto toma mejores fotos y graba video 4K, pero la cámara ultra ancha del Galaxy M20 podría ser más importante para algunos.

El Honor 10 lite está en el mismo rango de precios que el Galaxy M20, y dependiendo de la configuración de RAM y almacenamiento, uno termina un poco más barato. El EMUI del Honor se basa en Pie, a diferencia del Oreo del M20, y su Kirin 710 tiene más fuerza que el Exynos 7904 en todos los ámbitos. Sin embargo, la batería del Galaxy dura más y ¿mencionamos lo raras que son las cámaras ultra anchas con un presupuesto limitado?

El Realme 3 tampoco tiene uno, pero tiene un chipset más robusto en el interior y dura más que el Galaxy M20 en todas las disciplinas de batería. Sin embargo, su carga es lenta, y lo hace a través de microUSB, además de que su pantalla de 720p no es tan nítida como la 1080p del Galaxy.

¿Por qué comprar el Galaxy M20?

Hemos dicho muchas cosas buenas del terminal. Se trata de un terminal de entrada y que quiere competir de tú a tú con Xiaomi.

Samsung ha conseguido por fin una amenaza real y creíble para Xiaomi.

Si respondo a la pregunta lo tengo claro. La pantalla y la batería rallan a un excelente nivel, y si todo esto lo aderezamos con un precio decente, tenemos un cóctel muy apetecible. Es un terminal pensado para todos aquellos que no quieran gastar demasiado dinero en un smarpthone, y que a su vez, quieran asegurar un mínimo de calidad.

El Samsung Galaxy M20 es un terminal perfecto para los que buscan un móvil de unos 200 euros y quieren gastar el dinero en otros menesteres. 

Samsung Galaxy M20, la opinión y nota de GurúTecno

Una alternativa completa, que viene a luchar en el segmento más complicado, ya que existen numerosas alternativas en esta gama.

Es de plástico, viene con Android Oreo, y no pretende ser la propuesta más potente en su rango de precio. El Samsung Galaxy M20 viene para conquistar el mercado a base de batería y cámara con gran angular, dos puntos en los que destaca con nota. Un apartado de conectividad completo, un buen panel, memorias generosas y una experiencia de usuario correcta hacen de él una alternativa más «redonda» de lo que se pudiera pensar.Un móvil básico que quiere ir más allá.

El M20 es una alternativa completa para los que buscan un móvil versátil.

El Samsung Galaxy M20 es una de esas propuestas que (salvo en batería), no brilla por encima del resto de sus rivales, pero su conjunto lo convierten en una alternativa a tener en cuenta.

Es correcto en prácticamente todos los puntos que se le pueden exigir, podemos pagar con él, cuenta con USB Tipo C, podernos usar dos tarjetas nanoSIM y una tarjeta microSD, tiene reconocimiento facial, pocos biseles…

Una propuesta que se puede comprar en Amazon, PCcomponentes, MediaMartk o la propia web de Samsung a un precio de 229 euros, cifra que cobra sentido y se aleja del sobreprecio de anteriores generaciones.

Dicho todo sobre su conjunto, debe barajarse si estamos dispuestos a sobrellevar el software (que tarde o temprano actualizará a One UI), a cambio de obtener un conjunto general bastante completo.

El Galaxy M20 aborda muchas de las quejas que teníamos con el M10: agrega un lector de huellas digitales, un puerto USB-C y capacidad de carga rápida, y un rendimiento enormemente mejorado. Es una recomendación fácil sobre su hermano menor a menos que no puedas estirar tu presupuesto.

Es un poco más difícil en comparación con las ofertas de los fabricantes rivales, ya que puede encontrar fácilmente un mejor rendimiento o una mayor duración de la batería, o un Android más nuevo, o esto o aquello, por menos dinero. Aun así, el Samsung Galaxy M20 es un paquete muy equilibrado que se entrega en la mayoría de las áreas clave y es una entrada muy sensata en el mundo de Galaxy.

Pros

  • Pantalla calidad Samsung.
  • Excelente duración de la batería, sus 5.000 mAh así lo avalan. Recargas razonablemente rápidas.
  • Buenos videos de 1080p.
  • Una cámara ultra ancha es difícil de encontrar a estos precios.
  • Ranura microSD dedicada.

Contras

  •  No hay grabación 4K aunque el chipset lo admita; tampoco estabilización en 1080p.
  •  Android 8.1 ya está anticuado, y las actualizaciones para los teléfonos de gama baja no son nada rápidas, si es que ocurren.
  •  Algunos competidores tienen conjuntos de chips más potentes.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.

Alfredo SMhttp://gurutecno.com
Ingeniero Químico, Máster en Aplicaciones Multimedia por la UOC y un apasionado de la Ciencia y de la Tecnología desde que tiene conocimiento de causa. Se define como un Geek en un mundo imperfecto. Ciudadano del mundo y nómada por suerte, su hábitat natural transcurre entre ordenadores y máquinas con muchos cables y botones. CEO y Fundador de GurúTecno.

Queremos conocer tu opinión. Deja un comentario...

Must Read

15 juegazos gratuitos para disfrutar al máximo este fin de semana

¡Auténticos juegazos! Esta fin de semana es de locura para todos los apasionados de los videojuegos, ya que nos llega una...

La pantalla del Galaxy Fold es… ¿demasiado frágil?

El lanzamiento del teléfono plegable de Samsung, el Galaxy Fold, está cada vez más cerca, y ahora la firma coreana, liberó un...

Vivo 17 Pro llegará con una doble cámara emergente

Justo después del elegante y experimental NEX 3, Vivo ha anunciado un nuevo teléfono en el extremo medio a alto del mercado. 

Presentado el primer tráiler de Terminator: Destino Oscuro

El estreno de Terminator: Destino Oscuro está a la vuelta de la esquina (concretamente el 25 de octubre), y es momento de sacar...

100.000 rostros que «no existen» y han sido creados con Inteligencia Artificial

Como comentábamos hace un par de años, la Inteligencia Artificial va a cambiar la percepción que tenemos del mundo. Una realidad...