Hoy os traigo un artículo muy útil, en el que os voy a contar mi propia experiencia respecto al uso del smartphone igual que si fuera un router, para que de esta manera, podáis conectar vuestra tablet o el ordenador portátil al dispositivo móvil.

En este último año, por eso de los caprichos del destino, me encuentro trabajando en Santa Cruz de Tenerife. El problema se plantea porque en el nuevo destino, no dispongo de un router fijo desde donde consumir datos y trabajar con el ordenador, así que me planteé contratar una nueva línea.

Pero pensé… ¿Es realmente necesario? Entonces lo que se me ocurrió es recurrir a mi smartphone y utilizarlo de la misma manera que si fuera un router WiFi.


Abre tus webs favoritas con atajos de teclado en Google Chrome con Quickey


No importa si vuestro teléfono es Android o iPhone, o si eres un usuario de Mac o PC, pues en cualquiera de los casos, podrás utilizar el smartphone como si de un router se tratase. A continuación, te voy a explicar detalladamente cómo podrás usar tu teléfono móvil como router WiFi para compartir Internet.

Usar Android como router WiFi, ya tengas un Mac o un PC

Suelo utilizar un dispositivo Android, en este último mes cuento con el espectacular Google Pixel 2 XL, pero aunque el teléfono sea Android, el procedimiento para usarlo como router y dar conexión a Internet será el mismo, independientemente de si tienes un Mac o un PC. De hecho os escribo en este momento desde un MacBook Air.

Manos a la obra. Entraremos en los Ajustes de nuestro teléfono y pulsamos sobre la opción Red e Internet.

Una vez aquí, iremos a Zona Wifi/Compartir conexión y activamos la opción Punto de acceso Wi-Fi.

WiFi-Internet

Ahora solo queda buscar nuestro dispositivo entre las redes disponibles e introducir la contraseña. Para saber o cambiar la contraseña de nuestro punto de acceso WiFi debes pulsar en Configurar punto de acceso WiFi y aquí, hacer click en la casilla Mostrar contraseña para poder verla e introducirla en tu ordenador o tablet.

Los pasos los podemos resumir en tres:

  1. Habilitar en nuestro smartphone la opción Compartir Wifi.
  2. Conectarnos desde el ordenador a la misma red Wifi que proporciona nuestro smartphone.
  3. Introducir la contraseña en el ordenador o tablet, la que aparece en tu smartphone, a no ser que quieras eliminar la contraseña, pero corres el riesgo de que cualquiera pueda acceder a tu red WiFi y «robarte» los datos.

WiFi-Internet

¿Sencillo verdad? El único problema que he encontrado es que la batería del móvil se consume mucho más rápido que de lo normal, pero esto es algo que ya imaginábamos, al estar continuamente funcionando y dando señal al ordenador portátil.

La principal ventaja, que no es necesario contratar una línea nueva para proporcionar datos a otro dispositivo, ni disponer de un router móvil. El inconveniente, que debes tener contratada una tarifa de datos algo elevada si no quieres que se agoten rápidamente. Claro que esto último, dependerá mucho del tipo de consumo que hagas por la red. Si solo es para navegar o consultar email, no serán necesarios demasiados datos, pero si pretendes visualizar contenido multimedia, quizás debas plantearte una tarifa con muchos Megas de datos.

Desde mi experiencia personal, os aseguro que funciona a las mil maravillas, hoy en día la señal que dan los smartphones es 4G, por lo que no vais a tener problemas de ralentizaciones ni nada por el estilo, como sí venía sucediendo en el pasado.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.