Huawei Mate 10, el smartphone del momento

3
630
huawei-mate-10

Con el Mate 10, la compañía china pega un golpe sobre la mesa al presentar un smartphone 2.0. Es el primer móvil dotado de Inteligencia Artificial (IA), capaz de procesarlo todo y generar experiencias personalizadas para la vida cotidiana.

Si estás buscando una nueva phablet en el mercado, pero no quiere gastar la pequeña fortuna requerida para comprar un Galaxy Note 8 (aunque ahora cuenta con un excelente descuento) o un iPhone X , entonces el Huawei Mate 10 puede ser su próximo teléfono.

El primer procesador del mundo con inteligencia artificial, Kirin AI, brinda una experiencia más rápida, fluida y potente

Huawei Mate 10 es inteligente, rápido y adaptativo, capaz de comprender y responder a situaciones del mundo real al instante. Con una innovadora tecnología de 10 nm, CPU de 8 núcleos y GPU de 12 núcleos, HUAWEI Mate 10 ofrece un rendimiento excelente a una velocidad increíble y con mucho menos consumo energético.


El Huawei P11 tendrá formato todo pantalla y el ´notch´ del iPhone X


La NPU, un avance tecnológico que ofrece capacidades informáticas de inteligencia artificial, aumenta 50 veces su eficiencia y 25 veces su rendimiento. Dado que el funcionamiento de la NPU del HUAWEI Mate 10 es independiente del procesamiento estándar basado en la nube, la privacidad está asegurada.

Como beneficio adicional, la IA también sabrá cuándo cerrar procesos innecesarios para ahorrar batería y evitar la degradación del rendimiento con el tiempo. No podré confirmar la degradación del rendimiento de Huawei hasta que haya usado el teléfono un poco más de tiempo (por lo general, unos meses antes de que note una desaceleración), pero durante mi quincena con el Mate 10 todo ha funcionado bastante bien.

Diseño en el Mate 10

Se desmarca del resto de buques insignias, ya que aquí no se apuesta por el concepto de “pantalla infinita”, pero creerme, le da un toque especial y diferente, y si podíes compararlo con el Galaxy S8 o el LG G6 que apuestan por este tipo de pantalla, te va a sorprender el buen trabajo de Huawei en este aspecto. Y es algo que hay que reconocer a la marca china, lejos de copiar tendencias, reivindican un tamaño de pantalla que es difícil que volvamos a ver, de hecho, su hermano el Mate 10 Pro se desmarca de este tamaño y se suma al resto de compañías cuando se trata de un tope de gama.
La calidad de construcción también es excelente. A diferencia de los teléfonos más baratos, el vidrio que se encuentra aquí ofrece flexibilidad casi inexistente y es sorprendentemente resistente a los arañazos.

Nueva cámara dual Leica con apertura F/1.6

Con la doble lente Leica con apertura f/1.6, puedes captar fácilmente imágenes bonitas con poca profundidad de campo, fotografías claras con poca luz y capturas nítidas de objetos en movimiento. El sensor monocromo de 20 Megapíxeles y el sensor RGB de 12 Megapíxeles con estabilización de imagen óptica capturan más luz para actuar a nivel profesional.
huawei-mate-10-fotografia

Con sus algoritmos fotográficos inteligentes, Huawei Mate 10 identifica en tiempo real distintos tipos de escenario y objetos, ajustando automáticamente el color, contraste, brillo, exposición y más para conseguir fotografías perfectamente encuadradas además de vibrantes y nítidas.

huawei-mate-10-dual-camara


Huawei AppStore llegará finalmente a Europa


Una pantalla LCD por debajo de lo que ofrece la competencia

Quizás sea uno de sus puntos más flojos. Y no es que sea mala pantalla, al contrario, pero puestos a comparar con la competencia pegando fuerte, no es el aspecto que mejor defiende este Mate 10. Es de los pocos gama alta que renuncia a la tecnología de pantalla del momento, la OLED.

El caso es que siendo HDR y con un brillo bastante grande, por encima de los 700 nits, la LCD de este Huawei Mate 10 debería ofrecernos algo más de lo que da. No hablamos de un panel IPS de baja calidad, pero sí inferior a otros IPS de gama alta y los OLED pese a su alto brillo. Tan solo cuando estamos viendo vídeo HDR, compatible con HDR10, o fotos, la experiencia es aceptable para la gama en que nos movemos.

mate 10

El Huawei Mate 10 queda por debajo en pantalla respecto a sus competidores más directos. La elección de un OLED en el caso del modelo Pro, a la vista de estos resultados, no parece una simple cuestión de diseño.

Sonido, ¿Qué es capaz de ofrecernos?

Tampoco es su punto fuerte. Las conversaciones se escuchan correctamente, nada del otro mundo, hay bastantes opciones de control cuando tenemos auriculares colocados (ecualizador, sonido 3D …) pero no está este Huawei Mate 10 entre los terminales recomendados para sibaritas del audio con el smartphone.

Cuando recurrimos a los altavoces, estéreo, la experiencia podemos decir que de nuevo es correcta y punto. Hay dos altavoces, uno situado en la parte inferior del marco, junto con el puerto USB-C de carga, y el otro en la parte superior del frontal, al lado de la cámara secundaria. Es más pequeño y menos potente que el inferior, pero podremos usarlos en algunas sesiones de “cine en el smartphone”, las cuales se disfrutan mucho en su formato 16:9 y bien grande.

Huawei Mate 10 Pro – Software

Huawei siempre luchó con el software móvil, gracias a su insistencia en usar su propia máscara EMUI. Tradicionalmente, esto ha deformado cualquier versión de Android a niveles casi irreconocibles, realizando cambios en la interfaz de usuario y agregando más bloatware de terceros y aplicaciones duplicadas que las que podrían deshacerse fácilmente.

A pesar de haber avanzado a pasos agigantados, y de que Huawei haya podido cargar el último software Google Oreo de Google 8, este problema sigue siendo el mismo en el Mate 10. La IU de Emotion todavía rehace completamente las cosas más importantes, como el menú de configuración de Android, lo que dificulta encontrar la opción exacta que estás buscando. También elimina la bandeja de aplicaciones del menú principal.

A pesar de una cantidad radicalmente reducida de bloatware, también encontrarás aplicaciones duplicadas inútiles para cosas como música, calendario y mensajes que ofrecen, en el mejor de los casos, funciones equivalentes a las aplicaciones nativas de Android.

La batería, un punto a su favor

Hablar de un Huawei Mate en relación con la batería es sinónimo de asombrarse por la cantidad de mAh que caben en sus cuerpos no muy gruesos ni pesados, pero al mismo tiempo comprobar que tal capacidad es necesaria para mantener una autonomía aceptable. Nada ha cambiado en este punto con el nuevo Huawei Mate 10.

Mirando dimensiones y apariencia, los 4000 mAh de los que presume el Huawei Mate 10 como capacidad de su batería parecen una cifra impresionante. Sin embargo en autonomía no hay traslado directo de esa cantidad con las horas que este Huawei Mate 10 nos deja estar trabajando con él sin tener que recurrir al cargador o activar el modo de ahorro de energía. Cumple con la media del sector y lo que considero como necesario.

Alcanzar el 50% de batería apenas nos lleva media hora, del 10 al 25% pasa en 15 minutos y la carga completa de los 4000 mAh la conseguimos en poco más de una hora y media.

La opinión y nota de GurúTecno

La navegación por la web de múltiples pestañas es excelente, y las aplicaciones y los juegos se abren en cuestión de milisegundos. Las llamadas telefónicas fueron estables y agradablemente libres de cortes, y el Mate 10 jugó juegos exigentes en 3D sin problemas.

Sin excederse en el precio, el Huawei Mate 10 es un salto cualitativo muy grande de la compañía en una gama donde no es fácil hacer sombra a los de siempre

El Mate 10 es todo un acierto en elementos complicados y críticos como el diseño o la cámara. La segunda brilla en escenas nocturnas y cumple en el resto. En cuanto al diseño, Huawei se atreve a no seguir a los demás y plantea una solución que nos parece fantástica para tener gran pantalla en dimensiones contenidos sin sacrificar un lector de huellas frontal ahora mismo imprescindible para muchos. Quizás no llame tanto la atención como otros pero es práctico. Y eso no se puede decir de muchos en la gama alta.

El Huawei Mate 10 es la culminación de una escalada en prestaciones que nos ha sorprendido mucho. Gratamente.

Del resto de términos de la complicada ecuación en la gama alta, la pantalla es la incógnita que más cuesta despejar, pero procesador o batería, con su carga rápida eficaz, nos gustan. Y todo ello con un precio de 699 euros que previsiblemente será menor en poco tiempo, lo que lo colocará todavía más como uno de los terminales más atractivos en relación calidad-precio.

Síguenos en Facebook o en Twitter para estar informado de la última hora o si tienes instalado Telegram de nuestro canal oficial para no perderte nada de lo que publicamos.