Surface sigue sin cuajar en el mercado y Windows Phone está KO. ¿Qué ocurre Microsoft?

2
409

Las cuentas trimestrales de Microsoft dejan buenas cifras en muchas áreas de negocio pero un sorprendente vacío en los ingresos procedentes de la venta de ordenadores Surface y smartphones con Sistema Operativo Windows Phone.

Microsoft debe dar un cambio radical a su estrategia de ventas con ciertos productos o esto significará colocarse en una posición complicada en el mercado. Las cuentas de resultados hablan de ventas por debajo de lo esperado, y el tiempo juega en su contra.

Surface sigue sin convencer a los potenciales compradores

¿La Surface es un buen producto? Por supuesto, no solo es un buen producto, es un excelente producto, pero no basta con serlo y aparentarlo, hay otros muchos factores que influyen en la compra de un producto que empieza a tener demasiados competidores.

¿Cuáles han sido las ventas en el último trimestre? En total, Microsoft ha vendido equipos por valor de 831 millones de dólares en los últimos tres meses. Teniendo en cuenta que el PC más barato, Surface Pro 4, cuesta 899 euros en su configuración Intel Core m3 (4GB RAM / Sin lápiz) y con 128 GB y la versión más cara con Intel Core i7 (16GB RAM), 512 GB de almacenamiento se va hasta los 1999 euros, Microsoft apenas ha logrado vender entre 500000 y 600000 equipos.

Son muy pocas, ventas aunque hay razones para ello. La más importante es que Microsoft no ha actualizado aún el Surface Pro 4, un ordenador que lanzó en octubre de 2015 y vamos camino del verano de 2017. Se espera que haya una actualización este año pero aún no se atisba en el horizonte.

Pero el retraso en la actualización de Surface Pro no es el único culpable de las bajas ventas. Durante una conferencia con analistas después de presentar sus resultados financieros, Chris Suh, responsable de relaciones con inversores, reconoció que los números “han sido menores a lo que habíamos estimado“.

Y es que la relación calidad/precio es fundamental, y esta puede ser la verdadera clave. La tecnología actualmente tiene una “fecha de caducidad” demasiado corta, y los precios que se manejan en estos productos quizás es demasiado elevada.

Según Suh, el mercado de dispositivos Windows 10 en formato tableta con teclado externo ya no es exclusivo de la compañía. Muchos fabricantes de PC tienen productos similares a Surface, a menudo a precios más bajos, y parte de los potenciales compradores están migrando hacia estas alternativas. Una de esas alternativas es la Samsung Galaxy Tab Pro S o la nueva Galaxy Book que está a punto de llegar.

Lo cierto es que Surface nunca ha llegado a tener un volumen considerable de ventas. Pero si sumamos las pocas ventas a escala mundial de otro producto como Surface Book y que Windows Phone está prácticamente extinguido, esto supone varios “golpes” en diferentes productos que deben hacer reflexionar a los chicos de Redmon.

Adiós Windows Phone Mobile

Quedan muy atrás aquellos tiempos en los que Windows Phone llegó a estar por delante incluso de iOS al menos en España. Nadie podía imaginarse hace tres años este final para un buen Sistema Operativo pero que ha estado aislado. La compra de Nokia y el “Adiós Nokia, hola Microsoft Lumia” auguraban buenos resultados, sobre todo porque Nokia recuerda a los usuarios que siempre fabricó dispositivos bien construidos y de calidad.

Pero llegó la venta a Foxconn del departamento de móviles básicos de Nokia y después más despidos que pusieron punto y final a una etapa negra en Microsoft. La sangría de cuota de mercado es imparable y ya no alcanza ni al 1%, mientras que el soporte de apps sigue sin síntomas de mejora, incluso en Microsoft, y las nuevas versiones de Windows 10 Mobile son demasiado conservadoras y actualizan demasiado pocos terminales.

windows-phone

Los ingresos del negocio móvil de Microsoft vuelven a mostrar unos resultados muy pobres en el último trimestre (5 milllones de dólares) y junto a la retirada de Windows Phone del informe de la SEC, son señales evidentes de que Windows Phone Mobile está muerto, también oficialmente.

Pero Microsoft no va a abandonar el negocio de la telefonía móvil, sería demasiado prepotente. Sigue generando ingresos con cada dispositivo Android que se vende y continúa lanzando apps y servicios para Android e iOS. El Windows 10 sobre ARM es otro de los pilares de la nueva estrategia, aunque está por ver su extensión final.

¿Qué crees que sucederá finalmente con la división móvil de Microsoft?

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora o si tienen instalado Telegram de nuestro canal para no perderte nada de lo que publicamos.