Ya os comentábamos en el mes de marzo que Nintendo estaba siendo un éxito de ventas en todo el mundo, llegando incluso a tener que duplicar su producción.

Y quién lo iba a decir hace tan solo unos meses, cuando el gigante nipón arrastraba perdidas millonarias que continuaron durante bastante tiempo por sus malas ventas en hardware.

Pero todo ha cambiado en los últimos tiempos y pinta muy bien en cuanto a números y ventas. Tanto que la compañía del popular fontanero Mario se embolsó un beneficio neto de 51.503 millones de yenes (390 millones de euros) en abril-septiembre, mientras su operativo ascendió a 39.961 millones de yenes (302 millones de euros), tras las pérdidas operativas de 5.947 millones de yenes (39 millones de euros) que registró en dicho semestre de 2016.

Durante este período, primer semestre del ejercicio fiscal nipón, Nintendo registró una facturación por ventas por valor de 374.041 millones de yenes (2.834 millones de euros), un 173,4% interanual más, informó el fabricante de videojuegos en un comunicado.


6 cosas que no nos gustan de Nintendo Switch, ¿La siguiente decepción de Nintendo?


Entre abril y septiembre, Nintendo colocó 4,89 millones de unidades de la plataforma híbrida que aúna características de consola portátil y doméstica, con lo que suma unas ventas acumuladas de 7,63 millones de unidades.

La fuerte demanda global de la videoconsola, de la que llegaron a agotarse las existencias en algunos mercados tras su lanzamiento, también ha llevado a Nintendo a elevar la estimación de ventas para el ejercicio completo (hasta marzo de 2018) desde los 10 hasta los 14 millones de unidades.

El buen ritmo de ventas de su nueva videoconsola desde que fuera lanzada al mercado el pasado marzo, así como sus títulos, son los principales motivos de estos excelentes resultados.

Además, se han comercializado 22,02 millones de títulos para la videoconsola, entre los que destacan superventas como Mario Kart 8 Deluxe, ARMS, Splatoon 2 o The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Este último se convirtió en el mejor lanzamiento de un videojuego en formato físico en su primera semana en nuestro país.

Super Mario Odyssey es un auténtico bombazo según la prensa especializada


El éxito de esta plataforma contrasta con el estancamiento de las consolas portátiles de la familia 3DS, de las cuales Nintendo vendió 2,86 millones de plataformas en el semestre (un 5% interanual más) y 13,82 millones de unidades de títulos (un 28% menos).

A partir de estos resultados, Nintendo revisó al alza sus previsiones para el ejercicio en curso, que concluirá el 31 de marzo de 2018, en el que espera embolsarse un beneficio neto de 85.000 millones de yenes (643 millones de euros), casi el doble que su estimación anterior aunque un 20% por debajo del de 2017.

¡Felicidades Nintendo! ¡Menudo espectacular cambio!

Te recordamos que tienes a tu disposición un canal público de GurúTecno en Telegram donde puedes recibir todas nuestras publicaciones, así como leerlas, aprovechando la función de navegación integrada de la aplicación.